Actualizado
martes, 18 junio 2019
02:06
h
URGENTE
Imagen Juan Infante
Juan Infante

Ayudemos al mundo rural

Ver comentarios

La Andalucía del interior se está vaciando y, aunque la pérdida de población se ha generalizado en toda la comunidad, en las zonas rurales el problema es aún más acuciante. En décadas anteriores se produjo un trasvase de los cortijos a los pueblos, y ahora el trasvase se produce de los pueblos a las grandes ciudades y a las zonas costeras. Cada vez nacen menos niños, la población envejece más, y la mayoría de los jóvenes que salen de los pueblos para estudiar en la universidad acaban rompiendo el vínculo con los mismos, haciendo más difícil el camino de regreso, debido a las escasas expectativas de encontrar trabajo.

Esta situación debe de estar en un primer plano de la agenda política y todos debemos ser conscientes de la magnitud del problema. Las administraciones públicas, tanto a nivel nacional, como autonómico, provincial y local, tienen la obligación de buscar soluciones y elaborar propuestas para afrontar este reto y garantizar el relevo generacional. Es evidente que en los pueblos de la provincia se han realizado mejoras en equipamientos educativos, sanitarios y deportivos, así como en las comunicaciones, pero también es cierto que ha habido serias dificultadas en la generación de empleo. En el caso de Jaén, la Diputación Provincial ha creado una comisión para abordar este complicado asunto. En nuestra provincia, 85 municipios, incluida la capital, han perdido población en el último año; además, las perspectivas de futuro no son muy halagüeñas, según recientes estudios de la Universidad de Ganada, en 2040, Jaén será la provincia andaluza que más población perderá y la proporción de mayores de 65 años crecerá hasta llegar al 29 por ciento de la población.

Afortunadamente, hay colectivos sin ánimo de lucro, como la Fundación “Savia”, la Asociación de Mayores “El Paraíso”, de Los Rosales–Frailes, y la Asociación de Jóvenes “Somos Sierra Norte”, de Sevilla, que destacan por su compromiso en la defensa de valores en el entorno rural y que han sido galardonados con los Premios “Mundo Rural 2019” que concede la Cofradía Gastronómica de la Sierra Sur de Jaén “El Dornillo”.