Actualizado
jueves, 20 junio 2019
01:12
h
URGENTE
Imagen MANOLO P PERÁLVAREZ
Manuel Pérez Perálvarez

Alarmistas de las alarmas

Ver comentarios

No falla, llega periodo festivo, ahora toca Semana Santa, y se ponen de moda ciertas campañas publicitarias. Las que más, en radio y tv, de empresas de alarmas. Aducen una presunta, y generalizada, inseguridad. Juegan con el miedo de la gente, práctica que roza lo miserable, acudir a tan bajos instintos es provocar situaciones de indefensión sicológica en el consumidor, ante el bombardeo de mensajes. Jugar con el miedo puede ser fácil, ventajoso para las empresas, pero cuidado, a veces de tanto echar leña al fuego terminan por saltar chispas, pavesas y quemar al que juega a incendiario. Es la publicidad un terreno en el que el partido se juega en los límites del campo, difícil dilucidar hasta dónde llega lo legal, pero sí que debemos discernir con facilidad lo que deja de ser ético. Venderán las empresas muchas más alarmas metiendo terror en el cuerpo; conseguirán que su ya abultada cuenta de resultados aumente, pero eso no hace menos vil y ruin su forma de captar clientes. Por cierto, no, los robos en viviendas no han aumentado, baste mirar las estadísticas oficiales.