URGENTE

Juan Fernández, al borde del banquillo con jurado popular

La juez procesa al alcalde por malversación y apropiación
Ver comentarios
|
07/05/2019
  • JUZGADOS. Juan Fernández y Juan Sánchez cuando acudieron a declarar, arropados por personas de su confianza.
    JUZGADOS. Juan Fernández y Juan Sánchez cuando acudieron a declarar, arropados por personas de su confianza.

El alcalde de Linares, Juan Fernández, está al borde de sentarse en el banquillo de los acusados para responder como presunto autor de un delito de malversación de caudales. Presuntamente, se apropió de, al manos, 100.300 euros que el Ayuntamiento de Linares tenía concedidos al Grupo Municipal Socialista para gastos de funcionamiento. El Juzgado de Instrucción número 2 de Linares acaba de notificar el auto de procesamiento contra el político linarense, que fue expulsado del PSOE en agosto de 2018 a raíz de este caso. En el mismo documento, la magistrada Ana Isabel Ansino Bonilla transforma la causa en un procedimiento de jurado. Es decir, Juan Fernández será juzgado por un tribunal popular compuesto por nueve ciudadanos. Además, su señoría cita al alcalde para el próximo jueves a fin de comunicarle las imputaciones que pesan sobre él.

El caso se inició a raíz de la querella presentada por el PSOE de Jaén contra el propio alcalde linarense y contra su mano derecha en el partido, Juan Sánchez Garrido. Tras ser admitida a trámite en febrero, la magistrada tomó declaración como investigados a ambos políticos y, además, también decidió imputar a Pilar Parras y a Luis Moya, concejales del PSOE. Lo que hace ahora su señoría es desgajar el procedimiento en dos. En el primero va únicamente contra Juan Fernández por un delito de malversación de caudales públicos y será juzgado por un tribunal del jurado. El segundo hace referencia a un delito de apropiación indebida que, presuntamente, cometieron Juan Sánchez como autor y el alcalde, como cooperador necesario. Esa causa será enjuiciada por separado por un tribunal profesional.

Con respecto a la causa en la que únicamente está Juan Fernández, el auto de procesamiento establece que existen “indicios racionales de criminalidad” para su imputación por un delito continuado de malversación de caudales públicas. Su señoría sostiene que el máximo responsable municipal se valió de su condición de alcalde, portavoz del grupo socialista y secretario general del partido en Linares para sustraer, “en beneficio propio”, unos 100.300 euros. “Lo hizo abusando de la confianza del resto de los miembros del grupo municipal, en particular de la cotitular de las cuentas bancarias, Pilar Parra, quien procedía en blanco los cheques”. El dinero venía de los fondos que el Ayuntamiento de Linares tenía concedidos a los concejales socialistas para los gastos de funcionamiento.

La querella del PSOE reflejaba que, desde 2011 y hasta noviembre de 2017, Juan Fernández se había retribuido a sí mismo mensualmente 1.700 euros provenientes de cuentas bancarias que se abastecían de las asignaciones que el Ayuntamiento de Linares destinaba al grupo municipal socialista. Ese cobro mensual se repitió durante 59 ocasiones, lo que, según el PSOE, reportó a Fernández la cifra de 100.300 euros. El auto de procesamiento considera que en esa acción hay indicios de la comisión de un delito de malversación de caudales públicos, lo que deja al alcalde al borde del banquillo. En su declaración como investigado, efectuada el pasado 14 de febrero, Juan Fernández reiteró que cobró ese dinero con el acuerdo de todo el grupo municipal, un acuerdo que, según su versión, fue adoptado de viva voz en una reunión sin que quedara recogido en un documento. Tampoco explicó los motivos por los que no declaró esos fondos a Hacienda.

Con respecto a la causa desgajada, hace referencia a la asignación de 600 euros que percibía Juan Sánchez como remuneración por sus labores como secretario de organización del PSOE en Linares. Un dinero que, presuntamente, cobró desde enero de 2016 hasta octubre de 2017, “sin acuerdo adoptado al efecto por los órganos competentes del partido que respaldara esta actuación”. Según el auto de procesamiento de la juez Isabel Ansino, Juan Sánchez percibía los cheques nominativos por valor de 2.012 euros procedentes del grupo municipal socialista. Ingresaba 1.502 euros en la cuenta del partido —incluso firmaba de su puño y letra los justificantes) y, presuntamente, se quedaba para sí los 600 euros restantes. En total, y según el auto, se quedó con 13.200 euros sin que hubiera un acuerdo previo que lo sustentara. Por estos hechos, el exsecretario de Organización debe responder como presunto autor de un delito de apropiación indebida, mientras que Juan Fernández está procesado como cooperador necesario por estos mismos hechos. En este caso, los fondos pertenecían al Partido Socialista y no al grupo municipal. De ahí que no se haya considerado el delito de malversación de caudales públicos. Contra la decisión de la juez cabe recurso ante la Audiencia Provincial.

Decisión “sobre la mesa”

Tras la querella del PSOE contra Juan Fernández y Juan Sánchez, la magistrada llamó a declarar a ambos como investigados. A raíz del interrogatorio, su señoría imputó también a Pilar Parra y Luis Moya, concejales socialistas enfrentados con el actual alcalde. La juez no ha decidido todavía en qué situación queda: “Queden las actuaciones sobre la mesa para resolver sobre los hechos atribuidos a Pilar Parra y Luis Moya”, dice, literalmente, la magistrada. En los próximos días, habrá una nueva resolución en la que manifieste cuál es el futuro procesal de ambos. Debe resolver si tienen algún tipo de responsabilidad penal en la supuesta apropiación ilícita del dinero.

Ayer, se produjo la práctica de una diligencia que había sido solicitada por la defensa de Juan Sánchez. Consistió en un careo entre la propia Pilar Parra y un testigo, que forma parte de la candidatura de “Linares Primero”, encabezada por Juan Fernández para las elecciones municipales. Tras esa prueba, la juez entregó los autos a las partes.