URGENTE

Un galardón muy apetecible

La sexta edición del Premio de Humor Gráfico Lorenzo Goñi tiene como tema principal el 40 aniversario de los ayuntamientos democráticos y concede suculentos cifras a los ganadores
Ver comentarios
|
27/01/2019

El jiennense Lorenzo Goñi y Rodríguez del Árbol, nacido en 1911, es al humor gráfico lo que Johan Sebastian Bach a la música. Un creador personalísimo en cuya obra conviven matices cuasi surrealistas con referencias a los clásicos de la literatura, y todo ello a través de una fuerza expresiva que han convertido sus piezas en auténticos referentes para las generaciones sucesivas de artistas de este género.

“Si Goñi dibujaba los pliegues de una túnica, eran pliegues verdaderos. Si dibujaba una maleta, se adivinaba dentro el traje plegado, las camisas a rayas y hasta unos calcetines apretujados en un rincón. Si dibujaba un hombre rico, se adivinaba su poder; si un pobre, se traslucía su miseria”. Así calificó el mítico Antonio Mingote al dibujante jiennense, al que admiró profundamente y que ilustró su primera novela, “Las palmeras de cartón”. El catalán no dudó en mostrar su gratitud a Beas y a Fernando García Garreta y dejó su felicitación por escrito sobre un cartel de la primera edición del “Premio Lorenzo Goñi”, cuyo jurado presidió.

Un galardón que, recuerda García Garreta, soñaron hasta hacerlo realidad a base de esfuerzo y empeño: “Fuimos a la Diputación de Jaén con el alcalde Lope Morales, a proponer que se hiciera algún acto con motivo del centenario del nacimiento del insigne humorista jiennense, nos atendió Arturo Gutiérrez con toda cortesía y nos comunicó que no harían nada, que no había fondos y ya se había hecho una exposición sobre él”. “Gutiérrez —continúa—, quizá cuando nos vio algo tristes, me dijo: —Fernando, tú has venido a algo, qué tienes entre manos? —Nosotros habíamos pensado en crear un premio de humor gráfico que llevara su nombre, le respondí, a lo que contestó: —Para eso sí que hay dinero, contáis con 2.500 euros para empezar”.

El primer “escollo” estaba salvado y, de ahí a lo que es, hoy día, esta convocatoria, la ilusión se encargó del resto: “Nos vinimos a Beas locos de contentos y comenzamos a solicitar ayudas, contactamos con la Fundación Cruzcampo, que participó con mil euros; Osborne de la misma forma y, posteriorment, se agregaron empresas como Aqualia, Anís Castillo de Jaén, Pastelería repostería Villodres y nuestra aportación personal”, celebra.

Cada año, desde 2011, cientos de artistas envían sus creaciones para optar a engrosar sus currículos con un reconocimiento que gana en prestigio y que, además de sus suculentos premios en metálico, patrocinados por la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Beas de Segura y diferentes espónsores y que oscilan entre los 2.500 y los trescientos euros, cuenta con la hermosa particularidad de que las piezas ganadoras pasan a formar parte de la colección permanente del Museo del Humor “Fernando García Garreta”: “Hemos podido llegar hasta la sexta edición del premio, que por indicación de la Diputación Provincial de Jaén, este año está dedicado a los ayuntamientos democráticos”, aplaude el promotor de un certamen que en su palmarés cuenta, entre otros, con los colaboradores de Diario JAÉN Arturo Molero y Juan Carlos Contreras. Este último, precisamente, fue el ganador de la cita en 2018 con la viñeta que preside esta página.1

biografía. Lorenzo Goñi fué un artista autodidacta, dibujante gráfico, pintor, grabador e ilustrador, y está considerado uno de los mejores del pasado siglo XX. Entre 1936 y 1939, el periodo de la Guerra Civil, trabajó como dibujante de carteles en Barcelona. Posteriormente se trasladó a Madrid y colaboró en publicaciones periódicas como “ABC” y “Blanco y Negro”, con dibujos de humor gráfico. Desde 1951 hasta 1954 trabajó en la legendaria revista “La Codorniz” , bajo la dirección de Álvaro de La Iglesia. En aquella época estudió grabado calcográfico y en 1962 obtuvo una beca de la Fundación Juan March para realizar “La tauromaquia onírica”. Ilustró textos de literatura clásica de Cervantes o Quevedo, entre otros autores del Siglo de Oro español, y es todo un referente para los más destacados artistas de este género. Goñi falleció en la ciudad suiza de Lausana en el año 1992.

el premio supone que que las obras ganadoras engrosen el museo de beas