Recuerdos de EE UU y Oxford

A sus 24 años, Jesús Olivares Guerrero ha vivido en Estados Unidos y el Reino Unido. Es estudiante de Política Europea en Oxford gracias a una beca de la Fundación La Caixa, una oportunidad que no desaprovecha

02 jun 2019 / 11:15 H.

Jiennense de toda la vida, a sus 24 años, Jesús Olivares Guerrero ha atravesado más de una vez el Océano. Con más de veinticinco vuelos a sus espaldas, este joven licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Granada, se ha convertido ahora en alumno de un máster en Política Europea en la Universidad de Oxford gracias a una de las 65 becas que la Fundación La Caixa ofrece para estudios de postrado en la Unión Europea. Según explica, su proyecto de investigación explora la relación entre partidos populistas y tradicionales en Europa, especialmente en el contexto electoral. Pero no es la primera vez que este jiennense vive fuera de la frontera. Entre 2015 y 2016 hizo un año de intercambio en la Universidad de California, en Davis, una pequeña ciudad cerca de San Francisco, famosa por sus universidades. Una experiencia única que vivió con mucha intensidad.

“El año que pasé en Davis fue uno de los más felices de mi vida, tanto en lo personal, como en lo académico y lo profesional. Por eso, decidí quedarme un año más y pude hacerlo gracias al apoyo de la Universidad de California, que me extendió una visa temporal, y de la empresa a la que me incorporé, que decidió contratarme pese a no tener residencia permanente en el país”. Fueron instantes muy importantes en su vida que, sin embargo, se cubrieron por una ligera añoranza: “Echaba de menos mi país, mi cultura, así que busqué trabajo en Miami, que es donde más me podía sentir como en casa”. “Tenía una imagen idílica de la ciudad, con playas de ensueño, edificios ‘art decó’, yates, música latina, etcétera, y la realidad es que Miami es así, como en las películas”. Aún hoy en día recuerda de vez en cuando esta época de su vida. “Echo de menos pasear por el distrito de Brickell, ir a comer al restaurante cubano Versailles, pasar la tarde en Bayside, o comprar en los outlets del Dolphin Mall”. En septiembre de 2017 su vida —y su huso horaria— cambió radicalmente, aunque el idioma seguía siendo el mismo. Se transladó a Oxford (Reino Unido). Allí vive en St. Cross College, uno de los colegios mayores adscritos a la Universidad de Oxford, por el que han pasado importantes políticos, médicos, economistas, e incluso sultanes.

Sin embargo, el cambio de lugar no fue nada fácil, sobre todo la decisión, pues su situación era diferente para entonces y debía hacer frente a varias alternativas antes de seguir adelante. “Medité mucho la decisión de ir a Oxford. Aunque estaba trabajando en Madrid, quería hacer un máster y especializarme en política, que es lo que me apasiona”. Con esa idea en mente, volvió a hacer las maletas, eso sí, no pudo hacerlo sin ayuda. “Gracias a los dos años que pasé en Estados Unidos tenía un buen nivel de inglés, pero no podía costear el programa y necesitaba una beca. Pasé muchas horas preparando mi solicitud y, al final, me aceptaron tanto en la Universidad de Oxford, como en la de Cambridge. Asimismo, conseguí la beca La Caixa, una de las más prestigiosas de España, que me cubre la matrícula completa. ¿Por qué eligió Oxford? “Por su historia, reputación y por ser, año tras año, la mejor universidad del mundo para estudiar ciencias políticas”.

Pero la distancia es la distancia, y la “morriña” está ahí. “Echo de menos a mi familia, mis padres, mis abuelos, mis tíos y mis hermanos. También a mis amigos de toda la vida, así como el sentirme en mi tierra, con los míos, donde pertenezco. Soy feliz en el extranjero, pero mi casa es Jaén. Echo en falta ir a la Victoria a apoyar a mi Real Jaén, correr por la Vía Verde, tapear por el centro, o escuchar Misa en la Catedral. Echo de menos de Jaén todo, hasta nuestro acento.