Actualizado
lunes, 22 julio 2019
00:37
h
URGENTE

Los materiales calizos que rodean la sierra de Albanchez

El macizo de Sierra Mágina que rodea el término municipal presenta el pico más alto de la geografía provincial, con una altitud de más 2.160 metros

Rodean a Albanchez importantes relieves integrados en su mayor parte por calizas, dolomías y materiales calcáreos en general, estando en la falda suroriental uno de sus más significativos relieves con 1.740 metros. Es el denominado Aznaitín de Albanchez, donde precisamente se halla el núcleo urbano, tal y como quedó reseñado en su momento cuando “salió a la luz pública” la obra impresa de Diario Jaén, que recordamos es “Jaén y sus cien pueblos”, un apoyo bibliográfico de mucha entidad.

En el sur se eleva el macizo de Mágina, que tiene una altitud de 2.167 metros, siendo el más alto de nuestra geografía provincial, y el Cárceles bien visible desde el valle ocupa el segundo lugar con 2.057 metros por delante del vértice Sierra Mágina, de 2.014 metros, ubicado más hacia el este pero en la misma alineación que el Mágina.

En el término municipal de Albanchez y perteneciente a dos de las tres unidades geológicas destacadas, se encuentran rocas sedimentarias diferentes, la depresión o cuenca del río Guadalquivir y las zonas exteriores de las cordilleras Béticas. En el mencionado río, la cuenca está representada por mareas del Mioceno inferior medio (20-15 millones de años), y allí se encuentran unidades olistostrónicas u olistostromas, que son materiales de procedencia bética. Hay también afloramientos de calizas bioclásticas del Mioceno inferior (20-15 millones de años) que contienen los llamados “bolos” (rodolitos) que significan en el paisaje bruscos relieves. Un ejemplo claro está en el paraje, cuyo nombre es “La Subida”.

Las zonas exteriores de las cordilleras Béticas están representadas por los afloramientos del Prebético y los del dominio intermedio y subbético, formando parte de las “calizas de Jaén”. Además de otros relieves singulares, completan la estratigrafía los conglomerados y arenas del Cuaternario a lo largo de la carretera que se dirige a la cercana población de Jimena, sin dejar de citar otros materiales: limos, arenas y grava en arroyos y ríos, y que son los materiales más modernos en los alrededores de Albanchez. Aparte de “otros datos y detalles”, citaremos que si nos adentramos por el barranco existente en el arroyo de La Eruela, veremos un corte geológico que más adelante coincide con otro barranco. Es por donde discurre el arroyo del Perú hasta el mismo vértice del cerro Cárceles, donde claramente quedan diferenciados el núcleo del sinclinal, “colgado” justamente en una de las elevaciones más destacadas del lugar mencionado. Es, sin duda, una espectacular realidad de lo que se denominó “relieve invertido”, donde los pliegues sinclinales cóncavos ocupan las partes más elevadas de las montañas, hallándose los pliegues convexos, los anticlinales, en sus faldas o en definitiva en las zonas topográficas más bajas.

Volveremos en una próxima ocasión, así lo deseamos. Ahora es momento de reiterar nuestro agradecimiento a quienes corresponda, ya sea a Diario JAÉN, que no olvidemos es “algo más que un periódico”. También a quienes nos lean, porque forman parte. Lo creemos firmemente de una gran familia, no solo los días que se publica “La Semana”, sino todos los demás.

EN EL PUNTO MÁS ALTO DE LA PROVINCIA

Albanchez de Mágina es un municipio que pertenece a una unidad de relieve mayor denominada cordillera Bética, y dentro de ésta, al gran conjunto de sierras que conforman el macizo de Mágina. Este paraje de enorme riqueza natural presenta el pico más alto del macizo en el término municipal de Albanchez, con unos 2.167 metros de altitud. Este pequeño municipio situado en la vertiente noreste de la comarca de Sierra Mágina alberga un amplio catálogo de materiales y formaciones rocosas con más de 20.000 millones de años. Además, gran parte del término así como el propio casco urbano se encuentran enmarcados dentro del Parque Natural de Sierra Mágina. Con una superficie de 19.900 hectáreas, se trata de uno de los espacios protegidos más singulares de la comunidad andaluza.