URGENTE

Ayuda para las aves

Ecologistas en Acción solicitan a la Consejería que investiguen la causa de la mortalidad detectada en ejemplares silvestres en el humedal y alertan de que una infección bacteriana o un pesticidas podría ser la causa del brote

Ecologistas en Acción ha solicitado a la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, y al Ayuntamiento de Molina de Segura que investiguen con celeridad la causa de la mortalidad y parálisis detectadas en ejemplares de varias especies de aves silvestres en el humedal protegido de las Lagunas de Campotéjar. La organización ha detectado la presencia de al menos 15 animales muertos o con parálisis, de los que cinco son individuos de Malvasía Cabeciblanca (Oxuyra leucocephala), y el resto de Porrón (Aythya sp.), Anade azulon (Anas plathyrhynchos) y Focha común (Fulica atra). Pero no descartan que haya más ejemplares afectados, y otras especies implicadas, puesto que hay zonas de difícil acceso, y sólo se ha podido contar los ejemplares que se ven. Recuerdan además, que el humedal protegido de las Lagunas de Campotéjar, alberga una colonia nidificante de Malvasía Cabeciblanca, por lo que es área crítica para la reproducción de la especie. Los ejemplares afectados suponen cerca del 20% de la población censada de esta especie amenazada, según informaron fuentes de la organización ecologista en un comunicado.

Asimismo, según aseguran desde Ecologistas en Acción, este problema empezó a detectarse a finales de la semana pasada, y aunque ya se han mandado muestras a laboratorio, “todavía no hay activado ningún protocolo de seguimiento de la situación”. Sin ir más lejos, añaden: “No hay una orden específica de la Consejería sobre cómo actuar mientras llega el diagnóstico, como por ejemplo la retirada diaria de cadáveres o el aislamiento de los ejemplares con parálisis, mientras se averiguan las causas y se proponen soluciones”. De hecho, lamentan que la no retirada de ejemplares muertos “puede provocar un problema añadido de salubridad en las aguas de las lagunas, por proliferación de bacterias infecciosas, que acaben afectando a otras aves sanas”. Las sospechas en estos momentos, según fuentes veterinarias consultadas por la organización, están en la “posible proliferación de una bacteria nociva en los lodos de las lagunas, lo que aconsejaría subir el nivel del agua para evitar el contacto de las aves con los lodos, o en la presencia de pesticidas en las aguas estancadas, lo que precisaría de la circulación de agua que renovara la de las lagunas arrastrando estos componentes”.

En cualquier caso, explica que la situación “debe controlarse lo antes posible, mediante un diagnóstico temprano, con análisis en laboratorio, un protocolo de retirada diaria de cadáveres para evitar problemas de infección secundarios, y de cuarentena de ejemplares afectados, así como la aplicación de la solución más óptima según sea el origen de esta situación, en cuanto se conozca el resultado de los análisis”. La organización ecologista recuerda que las Lagunas de Campotéjar son espacio protegido con las figuras de ZEPA y zona Ramsar, debido a la colonia reproductora de Cigüeñuela Común (Himantopus himantopus), junto a la presencia de Malvasía Cabeciblanca (Oxuyra leucocephala), Cerceta Pardilla (Marmaronetta angustirostris), Tarro Blanco (Tadorna tadorna) y Charrán Común (Sterna hirundo), entre otras. Además, se han incluido recientemente en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas. Por ello solicitan a las administraciones competentes que se actúe con urgencia, para evitar una posible mortalidad masiva de ejemplares de aves protegidas, que acuden en estas fechas al humedal.

Malvasía común (Oxyura leucocephala)
idcon=14019503;order=9

La malvasía cabeciblanca es un pato compacto, que mide entre 43 y 48 cm de largo y pesa entre 580 y 750 g, que tiene el cuello corto y la cola larga y rígida. Sus patas están situadas en una posición muy trasera lo que les facilita el buceo y la natación pero les hace torpes en tierra. Se caracterizan principalmente por la forma de su pico que tiene una base muy abultada y redondeada. Presenta un marchado dimorfismo sexual. Los machos son más grandes y corpulentos. So similares a la malvasía canela.