Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
05:58
h
URGENTE

Una inolvidable parlamentaria

ISABEL GARZÓN SÁNCHEZ
Ver comentarios
|
01/02/2019

Natural de Linares, aunque nacida en Baeza, Isabel Garzón fue una mujer leal, combativa, sensible, comprometida y una luchadora incansable, especialmente, en su prolífica etapa como parlamentaria. Fue la Mujer en el Recuerdo de la quinta edición de los premios de Diario JAÉN. Catorce años después de su fallecimiento, allí estuvo representada por sus familiares para ofrecerle un sentido homenaje.

Isabel Garzón ingresó en el PP en 1987 y salió elegida como concejal del Ayuntamiento de Linares, cargo que ocupó entre 1897 y 1991. Cuatro años después, en las elecciones autonómicas, puso cara al quinto parlamentario andaluz que, por primera vez, logró el PP de Jaén en la Cámara autonómica. Representó a la provincia de 1994 a 1996; de 1996 a 2000 y, de nuevo, tras las elecciones de 2000. Allí, su trabajo fue muy prolífico.

“La recuperación económica de Linares y La Carolina es uno de mis objetivos”, explicaba ella misma, en una entrevista publicada en Diario JAÉN, precisamente, al ser elegida parlamentaria. Confesaba que llegaba al cargo “con una responsabilidad y una carga tremenda”: “Además de que hay que dar la cara a la gente, a los ciudadanos que te han votado y a los que no; hay que gobernar para todos”. En el Parlamento fue reconocida siempre como una de las parlamentarias más activas y queridas y dejó patente su sensibilidad, ya que además de su cometido como portavoz de áreas técnicas, ha desarrollado una incesante avalancha de propuesta para mejorar el estado de los enfermos de diabetes, alzhéimer y cáncer de mama.

La legislatura 2000-2004 también contó con su presencia y, de nuevo, se le encomendó la portavocía de Desarrollo Tecnológico y la Secretaría de la Comisión de Mujer. Registró más de 450 iniciativas en pleno, debatió una proposición de Ley y varias no de ley y fue reconocida por los periodistas que hacen el seguimiento mediático del Parlamento como una de las mejores de la Cámara.

“Resumir en palabras el carácter de Isabel es imposible, pero todos los que la conocen coincidirán en calificarla como una persona amante de su familia y amigos, una persona humilde, gran política, y, por supuesto una luchadora incansable”, destacan quienes la conocieron.