Actualizado
martes, 23 julio 2019
03:27
h
URGENTE

El Consejo Provincial del Aceite de Oliva de Jaén analizó el informe que ha elaborado su grupo dedicado a analizar el precio de este producto. Se trata de un documento en el que también se recogen una serie de medidas dirigidas a que se incremente el dinero que se abona por el oro líquido en origen. Todas fueron aprobadas. El presidente en funciones de la Diputación y de este consejo, Francisco Reyes, detalló algunas de estas propuestas en una reunión que abordó esta cuestión de forma monográfica: “Es un asunto que preocupa mucho al sector, sobre todo en una provincia como la nuestra, donde tiene tanto peso. Se han levantado todas las alertas porque los precios en origen han caído un 30 por ciento en un año”, enfatizó Reyes, quien mostró una vez más su extrañeza por este descenso del precio, “máxime en un año en el que la producción mundial ha bajado entre un cinco y un siete por ciento, según el COI”.

Este informe pone el foco de manera especial en la activación del almacenamiento privado, en subir los precios que se tienen que producir para que se active, “ya que actualmente son excesivamente bajos”, dijo Reyes. De igual manera, hizo hincapié en la necesidad de establecer medidas de autorregulación que el propio Ministerio de Agricultura pudo debatir con los integrantes del sector para que se pueda retirar un porcentaje de este producto del mercado.

Y todo ello, como subrayó el presidente, “sabiendo que hay olivareros que lo están pasando especialmente mal: “Todos sabemos que el olivar intensivo y el súper intensivo tienen unos costes de producción menores al del olivar tradicional, más diferencia aún si se trata de un olivar en pendiente o en sitios con dificultades orográficas”. Al respecto, precisó que producir un kilo de aceite en olivar en seto puede estar en 0,90 euros por kilo, en el intensivo puede ser de 1,5 euros por kilo, mientras que en el tradicional está entre 2,5 y euros. “Con los precios que se están pagando en la actualidad, este olivar es insostenible en sitios donde este cultivo ha sido fundamental para que la población siga en el territorio”.

Trazabilidad y mayor promoción del producto

La Diputación de Jaén realizó varias aportaciones al documento inicial presentado por el grupo de trabajo. Así, Francisco Reyes enumeró algunas como poner medidas de control por parte del Gobierno autonómico para que el consumidor se lleve la calidad que está pagando o que tanto desde el Gobierno de España como el de Andalucía contribuyan a promocionar el aceite de oliva. El presidente indicó que es preciso exigir un cambio en la próxima reforma de la PAC”.

Reyes también puso el acento en que a todas estas medidas se deben sumar las que ha de acometer el propio sector: “Si quiere que las cosas cambien, no se puede seguir haciendo lo mismo que se ha hecho de manera tradicional”. Por eso, se inclinó por seguir apostando por la calidad, la comercialización y el envasado, “pero, sobre todo, por agrupar la oferta, algo que en algunas cooperativas no se está produciendo ya que algunos socios creen que pueden vender por separado y eso perjudica a un sector estratégico en la provincia”.

Por su parte, la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Maribel Lozano, y la delegada de Agricultura, hicieron hincapié en la necesidad de que los agricultores cobren un precio justo por el aceite de oliva, al tiempo que subrayaron que existen medidas que se han de poner en marcha en el seno de la UE. Además, Aranda apuntó que la Consejería trabaja en el refuerzo del Observatorio de Precios.