URGENTE

Cooperativas defenderá en Bruselas la autorregulación

La federación asegura que la aprobación está “más cerca que nunca”
  • ANÁLISIS. Asistentes a la reunión del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias.
    ANÁLISIS. Asistentes a la reunión del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias.

Cooperativas Agro-alimentarias defenderá el próximo miércoles su propuesta de autorregulación voluntaria del sector oleícola ante las direcciones comunitarias de Agricultura y Competencia en Bruselas. Así lo trasladó el presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de la entidad en Andalucía, Cristóbal Gallego Martínez, a los representantes de las 150 cooperativas que asistieron ayer a un nuevo encuentro en Jaén. En este sentido, pidió calma ante la crisis por la que atraviesa el sector pues: “Estamos más cerca que nunca de lograr la autorregulación”, dijo como mensaje de tranquilidad.

El representante del sector subrayó que hay que seguir trabajando para conseguir la activación del mecanismo antes de que finalice esta campaña. No obstante, Gallego quiso dejar claro un matiz: “Se trata de una medida que puede paliar la situación a corto plazo, pero que no es la solución definitiva a todos los problemas del aceite de oliva y de los olivareros”.

Por lo tanto, hizo hincapié en que el primer objetivo de la federación es obtener la aprobación de Bruselas a la autorregulación voluntaria, pero que se continúa trabajando con la Interprofesional del Aceite de Oliva en la de carácter obligatorio, vía extensión de norma, así como a través de las administraciones para actualizar los precios de desencadenamiento del almacenamiento privado.

Igualmente, Cooperativas Agro-alimentarias recalca que el sector cuenta en estos momentos con el respaldo de todas las administraciones, la regional y nacional, “una implicación que debemos aprovechar para, entre todos, estudiar e implementar soluciones de futuro para los olivareros”.

En consecuencia, la federación considera que todas las partes deben seguir trabajando en las diferentes medidas planteadas y consensuadas con el sector, con especial atención al olivar tradicional, el más aquejado por la falta de rentabilidad, pero de cuyo mantenimiento dependen miles de empleos, la vida en cientos de pueblos, sin olvidar su papel paisajístico y medioambiental.

En otro orden de cosas, el encuentro en Jaén sirvió para analizar la evolución de los últimos datos de campaña, donde los precios se han recuperado “tímidamente” a lo largo de las últimas cuatro semanas. Se confirma, además, la buena evolución de las salidas, que sitúan la última campaña 2018-2019 como la segunda mejor tras la también histórica 2013-2014, muy similar en producción. Concretamente, y con datos todavía provisionales, en el mes de junio se habrían comercializado unas 134.000 toneladas, lo que dejaría una media en estos nueve meses superior a las 128.000 toneladas mensuales, de las que el 63% corresponderían a exportaciones.

Finalmente, los técnicos han realizado una primera estimación “muy preliminar” de la próxima campaña 2019-2020, donde el carácter vecero del olivo y la sequía actual se está traduciendo en pérdidas con respecto al año anterior. En algunos casos, superan el 60 por ciento en algunas comarcas, con especial incidencia en Jaén, así como en los olivares de secano y de riego deficitario.