Actualizado
jueves, 20 junio 2019
09:28
h
URGENTE

May dimitirá el 7 de junio

Analistas afirman el aumento del riesgo de un “Brexit duro” con la decisión
Ver comentarios
|
25/05/2019
  • reunión. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.
    reunión. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El anuncio de Theresa May de su dimisión el próximo 7 de junio como primera ministra del Reino Unido hace más probable una retirada sin acuerdo del país británico de la Unión Europea, lo que tendría “significativos efectos negativos” sobre la deuda soberana del Reino Unido y de otros emisores, según advierten diversos analistas.

En este sentido, Sarah Carlson, analista de Moody’s responsable de la nota soberana del Reino Unido, considera que el anuncio de la dimisión de May “amplifica” la incertidumbre respecto del ‘Brexit’, algo que resulta “claramente negativo” para la solvencia, lastrando la inversión, el empleo y, en definitiva, el crecimiento.

“La dimisión de la primera ministra también incrementa el riesgo de un ‘Brexit’ sin acuerdo, lo que, tendría significativos efectos negativos sobre la nota soberana de Reino Unido y de una serie de otros emisores”, añade la experta.

Por su parte, Ranko Berich, director de análisis de Monex Europe, destaca que a continuación toda la atención se centrará en la batalla por la sucesión de May por lo que probablemente sea obligatorio para aquellos que aspiran a reemplazarla demostrar voluntad de completar una salida sin acuerdo. La retórica sobre un Brexit sin acuerdo por parte de los aspirantes al liderazgo probablemente lastre a la libra, haciendo los mínimos por debajo de 1,25 dólares un objetivo probable, añade el analista, que recuerda la incertidumbre ya presente en el mercado en relación con un empeoramiento de las tensiones comerciales entre EE UU y China.

“La voluntad del Parlamento y la capacidad para bloquear un Brexit sin acuerdo es el apoyo más importante de la libra, aunque un primer ministro feliz de seguir adelante sin acuerdo no necesita presentar nuevas mociones o proyectos”, apunta Berich, añadiendo que los diputados conservadores partidarios de bloquear un ‘Brexit duro’ se verían así obligados a votar contra su Gobierno y por unas nuevas elecciones generales, “algo sobre lo que no hay garantías suficientes”. En este sentido, Aitor Méndez, analista de IG, opina que en los próximos días la presión del mercado podría volver a la libra esterlina a medida que se conozcan los nombres de los candidatos a suceder a May, señalando que, tras el varapalo que espera el Partido Conservador en la elecciones europeas, todo parece indicar que será el ala más dura del partido el que se haga con el poder.

“Todas las quinielas apuntan al controvertido Boris Johnson como principal candidato a hacerse con el puesto, y su elección sería una de las que tendría un efecto más bajista para la divisa británica, ya que podría tratar de adoptar una postura de fuerza ante Bruselas o incluso amenazar con la posibilidad de un ‘Brexit duro’ u otras medidas de coacción”, apunta. Los analistas de S&P Global Ratings comparten esta opinión. “El sucesor de May posiblemente tenga una posición más dura con respecto al ‘Brexit’ y podría resucitar el fantasma de una salida sin acuerdo como una herramienta negociadora”, expresaron, anticipando que no habrá un “camino fácil” para solucionar y terminar de negociar la salida de la Unión Europea.

No obstante, desde A&G Banca Privada Diego Fernández Elices considera que la renuncia de May “cambia el escenario ligeramente” y, si bien las probabilidades de que el partido conservador deba convocar otro referéndum.

Juncker mantendrá el diálogo con el sucesor pero no renegociará

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, mantendrá el mismo “respeto” y diálogo con quien suceda a Theresa May como primer ministro de Reino Unido, pero Bruselas tiene claro que el cambio de interlocutor no afectará al hecho de que el acuerdo del divorcio negociado entre la UE y Londres no está abierto a renegociación. Así lo declaró una de las portavoces del Ejecutivo comunitario en una rueda de prensa en Bruselas, en la que ha sido la primera reacción formal del bloque tras el anuncio de May de que dejará el cargo en las próximas semanas.

“Juncker ha seguido el anuncio de la primera ministra May sin alegría personal. Al presidente le gustó y ha apreciado trabajar con la primera ministra y, como ha dicho en anteriores ocasiones, Theresa May es una mujer valiente por la que tiene un gran respeto”, resumió la portavoz comunitaria Mina Andreeva. “También respetará del mismo modo y establecerá una relación de trabajo con el próximo primer ministro, sea quien sea, sin por ello dejar de hablar con la primera ministra May”, añadió la portavoz.

Bruselas, en cualquier caso, tiene claro que “nada cambia” respecto a los términos y condiciones de lo negociado hasta ahora, es decir, que el acuerdo de divorcio es intocable.