Hong Kong se alza contra su jefa ejecutiva

Continúan las manifestaciones contra la ley de extradición

17 jun 2019 / 10:33 H.

Decenas de miles de personas comenzaron ayer una nueva protesta contra las autoridades de Hong Kong y concretamente contra la jefa ejecutiva de la ciudad, Carrie Lam, de quien piden su dimisión inmediata por limitarse a suspender temporalmente el proyecto de ley para extraditar a China a los detenidos en el territorio, a riesgo de perder sus libertades fundamentales, en lugar de cancelarlo definitivamente. La marcha, presidida por el color negro en las ropas de muchos de los asistentes, también recuerda a los heridos y detenidos por la represión policial en las protestas del fin de semana pasado, y en las que Lam tiene parte de culpa según sus críticos. Primero, por negarse a liberar a los detenidos y segundo por describir los incidentes como una “revuelta”, un delito que acarrea una pena de hasta 10 años de prisión. Lam defiende su postura y acusa a los detenidos de haber agredido al dispositivo de seguridad. Los organizadores se han comprometido a hacer todo lo posible para impedir que se repitan la violencia de la semana pasada, que los manifestantes han recordado con pancartas como “No disparéis, somos de Hong Kong”, mientras equipos de voluntarios se dedicaron durante las primeras horas a atender a algunas personas desvanecidas por las altas temperaturas de hasta 30 grados bajo las que transcurrió la marcha. La tensión se ha exacerbado tras conocerse que un manifestante perdió la vida en la madrugada de este domingo tras caerse de un andamio mientras intentaba colgar una pancarta, según ha informado la Policía de esta región. El fallecido es un hombre de 35 años de edad.