Actualizado
martes, 18 junio 2019
21:35
h
URGENTE

Batalla campal en Hong Kong contra la ley de extradición

Al menos 22 heridos por la intervención de la Policía, que habla de “revuelta”
|
13/06/2019
  • PROTESTA. Enfrentamientos entre los contrarios a la ley de extradición y miembros de las cuerpos policiales.
    PROTESTA. Enfrentamientos entre los contrarios a la ley de extradición y miembros de las cuerpos policiales.

La Policía de Hong Kong cargó duramente ayer contra los miles de manifestantes que en las últimas horas habían acampado en el distrito financiero, amenazando con permanecer allí hasta que el Gobierno retirara la reforma de la ley de extradición, que permitirá entregar sospechosos a la China continental.

Miles de personas comenzaron a concentrarse el martes por la noche (hora local) en el distrito financiero de Hong Kong, ocupando Harcourt Road, una importante carretera cerca de las oficinas del Gobierno, en medio de un fuerte despliegue de seguridad.

Los manifestantes acamparon, emulando la Revolución de los Paraguas de 2014, abasteciéndose de agua, comida y otros suministros, incluso médicos, con la intención de quedarse allí hasta conseguir que el Gobierno de Carrie Lam renuncie a la llamada Ley para Delincuentes Fugitivos.

El ex diputado Leung Kwok Hung, uno de los promotores de las protestas, instó también a los hongkoneses a ir a una huelga general hasta conseguir su objetivo. “Tenemos traidores que quieren vender Hong Kong, pero también tenemos a los hongkoneses”, arengó. Las autoridades hongkonesas ya habían anticipado una protesta masiva, por lo que ordenaron un despliegue de 30.000 efectivos, un operativo de seguridad similar al que se prepara para la visita de altos cargos chinos. En un primer momento, la Policía se mantiene vigilante, pero finalmente ha intervenido. Los agentes usaron gases lacrimógenos, cañones de agua y hasta balas de goma para desalojar a los manifestantes de los alrededores del edificio que alberga el Consejo Legislativo. “¡Echad gasolina, hongkoneses!”, gritaron ellos, pertrechados con paraguas y gafas de buceo, animando a resistir. De acuerdo con el ‘South China Morning Post’, los choques han alcanzado la sede legislativa. Un grupo de manifestantes se refugió allí y los agentes les han seguido. Algunos diputados han asistido a los manifestantes con pañuelos y agua. Los agentes consiguieron acabar con el cerco a la Asamblea Legislativa y la toma de Harcourt Road, pero los manifestantes se desviaron hacia otras zonas.