Actualizado
jueves, 20 junio 2019
12:59
h
URGENTE

Salazar y Sánchez derriban el muro de la pareja número uno

La madrileña y la catalana vencen a Marrero y Ortega en un encuentro de calidad
Ver comentarios
|
25/05/2019

Record

Alejandra Salazar y Ariana Sánchez, conocidas en el circuito de World Pádel Tour como Ale y Ari, derribaron el muro de la pareja número uno del mundo, Marta Marrero y Marta Ortega, y ganaron el torneo de Jaén por 7/5, 2/6 y 7/5 en un partido espectacular que duro dos horas y media en la pista de la Catedral. De esta forma, la madrileña y la catalana logran su segundo torneo de la temporada y por vez primera derrotan a Marrero y Ortega, que se presentaron en la ciudad jiennenses con tres títulos conseguidos esta temporada. Fue un partido imperial en el que las cuatro jugadoras exhibieron su talento en un marco que inspira para ello. Junto a la Catedral trazaron puntos de seda. Es un placer para los ojos ver en acción a las dos parejas. Marta Marrero justificó su condición de número 1 del mundo. Es una jugadora que domina todas las facetas del juego y en la final obsequió a los aficionados con un catálogo de golpes impresionantes con globos al cielo azul de Jaén. Esta vez Marta Ortega no estuvo tan constante como en la semifinal y además se encontraron con una dupla inmensa: Alejandra Salazar y Ariana Sánchez. Ale y Ari se compenetraron a las mil maravillas, fueron solidarias en la pista y derribaron el muro de la mejor dupla del planeta. Sudaron cada punto en una pista mágica y se levantaron cuando Marta Marrero y Marta Ortega emergieron en el primer set. Salazar es la regularidad personificada en la pista. Lo hace todo con sobriedad y eficiencia y en la final estuvo secundada de forma perfecta por Ariana Sánchez, elegida la jugadora más valiosa. La padelista más valiosa de la final ofreció su mejor versión en el momento más oportuno y superó la desconexión sufrida en el segundo set. Firmes en su servicio comenzaron ambas parejas y en el cuarto juego lucían las tablas en el marcador. En cambio, una Alejandra muy sólida y una concentradísima Ariana iban a lograr el break en el siguiente. Una igualada que consolidarían ante las “Martas” que iban a responderles de la misma manera para volver a empatar la contienda. La igualdad se apoderó entonces de los últimos compases de la primera manga, que finalmente cayó del lado de Salazar-Marrero por 7/5. Reaccionaron rápidamente, las cabezas de serie número uno en el segundo set y sin dar apenas opciones a sus rivales ganaron los cuatro primeros juegos. En el quinto, Ale y Ari recuperaban uno de los saques perdidos y reducían distancias minutos después añadiendo su segundo juego al marcador. Y aunque no bajaron los brazos Sánchez y Salazar, finalmente Marrero y Ortega lograron forzar el tercer set con un contundente 2/6 en el que demostraron su habitual jerarquía que les ha llevado a ganar tres torneos esta campaña. Ese dominio aplastante en la manga pareció dejar tocadas a las jugadoras entrenadas por Manu Martín, pero no fue así. En el tercer set los puntos fueron más directos y las jugadoras acusaron el esfuerzo. Las de Manu Martín arrancaron el desempate de la mejor de las maneras, rompiendo el servicio de sus rivales y consolidando esa ventaja inicial en el segundo juego. Reaccionaron sus rivales para estrenar su luminoso, pero la madrileña y la reusense iban a mantener ese margen hasta el octavo juego en el que empataban el set Marrero y Ortega. Sin embargo, en esta ocasión iban a ser Alejandra Salazar y Ariana Sánchez las que se impulsaron para ganar por primera vez a Marrero y Ortega con un 7-5 y levantar su segundo título de la temporada en la pista más bonita del mundo. “Es un día muy feliz para nosotras, porque ganar este torneo nos hacía mucha ilusión debido al cariño que nos han transmitido los aficionados jiennenses desde los primeros partidos”, dijo Alejandra Salazar, que elogió el comportamiento de su compañera, Ariana Sánchez. “Estuvo genial todo el partido. Nos compenetramos a las mil maravillas. Esta es la única forma de ganar a una pareja tan sólida como es Marta Marrero y Marta Ortega”, asegura Salazar. Alejandra Salazar y Ariana Sánchez llegaron a la final tras ganar frente a María José Sánchez Alayeto y Delfina Brea. Las jugadoras de Madrid y Reus vencieron por 3/6, 6/4 y 6/3 en un compromiso en el que la aragonesa Sánchez Alayeto, ganadora en 2018 en la capital jiennense, ejerció de líder y de guía de la joven Delfina Brea, sobre todo en el primer set. Rompieron el servicio en el quinto juego y ahí terminó el equilibrio de fuerzas, ya que la maña y la argentina vencieron por 6/3. En el segundo, reaccionaron Salazar y Sánchez. Esta última estuvo más cómoda en la pista y sincronizó sus movimientos con Salazar, aunque sus rivales no cedieron al principio y se mantuvieron vivas hasta el final. En el tercer juego, Alejandra Salazar y Ariana Sánchez lograron romper el servicio, que consolidaron minutos después. Recortaron distancias las jugadoras entrenadas por Jorge Martínez, pero sin exhibir su imponente juego del primer set. Tras unos últimos compases de locura forzaron el tercer set al ganar por 6/4. En el desempate, comenzaron Salazar y Sánchez superando a sus rivales, y aunque iban a apretar la aragonesa y la argentina, cerraron la victoria por 6-3. Ese fue el presagio del éxito de la final.