URGENTE

La Vuelta a Burgos es una de las pruebas más importantes del calendario y servirá de termómetro antes del comienzo de la Vuelta a España. En la línea de salida estará el jiennense Javier Moreno Bazán, que ha sido escogido por su equipo, el Delko Marseille Provence, para estar en una competición que conoce a la perfección y cuyo mejor resultado alcanzó en el año 2012 con un brillante quinto puesto. Sus compañeros en la Vuelta a Burgos, que empezará mañana, serán Lucas de Rossi, Julien el Fares, Delio Fernández, Eduard Grosu, Ramunas Navardauskas y Remy Rochas. Se correrá cinco etapas del con final el próximo sábado.

El vencedor de la pasada edición, el colombiano Iván Ramiro Sosa, defenderá el título con el apoyo del Ineos, la formación que dominó el Tour de Francia de este año. En esta edición, la Vuelta a Burgos mantendrá la misma estructura que la de 2018 y Picón Blanco y Las Lagunas de Neila se convertirán en los jueces de la carrera. Habrá 18 equipos en la línea de salida y 4 de ellos forman parte de la máxima categoría. Llegan de una decena de países diferentes. La presencia de Movistar se une a la del Ineos, Dimensión Data y UAE Team Emirates. Además de Sosa, estarán Óscar Rodríguez (Euskadi Murias), vencedor en solitario de la etapa de La Vuelta de 2018 con final en el Alto de La Camperona, y Míkel Landa (Movistar), que la próxima campaña militará en el Bharain, donde tomará el relevo del italiano Vinzenzo Nibali.