La corona real peligra

El Real Jaén empieza la cuenta atrás para tratar de buscar soluciones

08 nov 2019 / 11:19 H.
Ver comentarios

El Real Jaén está en una situación crítica y el enfermo necesita ayuda para sobrevivir. La sentencia del Juzgado de Primera Instancia Número 4 de lo Mercantil de la Ciudad lo deja claro por el incumplimiento del convenio suscrito con la Tesorería General del Estado cuando se salió del concurso de acreedores en abril de 2013. Ordenar la liquidación de la sociedad fue recibido con tristeza, preocupación y decepción por los aficionados, que ahora si ven que se acelera el proceso de la desaparición, sobre todo cuando en abril de 2020 cumple el plazo de siete años para abonar la deuda a las administraciones. Existe peligro real de perder esa corona de la que están orgullosos los aficionados blancos. La sociedad entró en picado desde el descenso a Segunda B en 2014. Mantenerse en el fútbol profesional hubiera sido la solución a los males económicos del Real Jaén. El regreso a la categoría fue efímero y una decepcionante segunda vuelta condenó al equipo que entrenaba Manuel Herrero. A partir de ahí una caída sin frenos a los infiernos hasta terminar en Tercera y no subir la pasada campaña pese al título de campeones con 101 puntos, con sentencias perdidas, impagos a proveedores y la amenaza de desaparecer. Desde el club se ha pedido el apoyo de los aficionados y de la Federación de Peñas. “Ahora es el momento de estar todos unidos para tratar de solventar esta situación”, dijo el presidente Andrés Rodríguez. La salvación de la sociedad ahora mismo pasa por reunir entre 800.000 y un millón de euros, como admite Antonio Muñoz, presidente de la Federación de Peñas, y Clemente Panadero, el responsable de los pequeños accionistas. “Nos presentaron la documentación y tenemos claro que si se lograra daríamos un paso importante para asegurar el futuro. Ahora somos más optimistas que hace dos semanas, pero tenemos que remar todos en la misma dirección”, aseguran ambos dirigentes.

Con el documento de la sentencia en su poder desde comienzos de esta semana, el Real Jaén tiene ahora menos de 20 días para presentar un recurso de apelación de esta pieza del concurso de acreedores. Lo decidirá el despacho de abogados que se encarga de los asuntos jurídicos de la entidad y del que forma parte Javier Tebas, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional. La sociedad, en las últimas campañas, está judicializada y hace unas fechas admitió una deuda con Autobuses Montijano por el impago de los servicios de hace dos temporadas. Además, la empresa de transportes es otro de los acreedores que ya en el concurso aceptó una quita importante de dinero, como Javier Gómez Somavilla, Juan Manuel Becerra, Alberto Lasarte o Felipe Ortega.

Deportes