Empate en un final frenético

El Jaén Paraíso Interior no aprovecha su ventaja y tiene que sufrir para empatar en su estreno

15 sep 2019 / 11:32 H.

De un partido encarrilado con el dos a cero a verlo casi perdido con el dos a tres, para termina con un empate que agradó a los equipos Esos dos estados experimentó el Jaén Paraíso Interior FS en el estreno liguero en la mejor Liga del mundo. El Viña Albali Valdepeñas FS no es el equipo débil de la pasada campaña que alcanzó la permanencia en el último respiro. Ahora es un conjunto que sabe jugar el otro fútbol y que acudió a la lucha física en la pista. Rafa Rato, José Ruiz, Nano o Cainan conocen este oficio de forma perfecta y buscaron desesperar a los jiennenses, sobre todo a Mauricio y Míchel. Con tensión en la pista y con dos aficiones entregadas, los pequeños detalles o la efectividad debían ser determinantes. Ahí se impuso el bicampeón de la Copa de España con un Alan Brandi, un jugador incansable y con unos movimientos que justifican su condición de campeón del mundo. El Viña Albali, que inquietó por medio de Juanan y Nano, vivía en el alambre con las cinco faltas cometidas. Llegó la sexta y el gaditano Carlitos firmó el dos a cero de doble penalti. Ese tanto dejó tocado a los visitantes, que pedían el descanso a gritos. El Jaén Paraíso Interior FS no manejó los tiempos del partido en el segundo periodo. La mejor forma de anestesiarlo era tener la posesión del balón apoyado por la firmeza defensiva, pero el equipo acumuló cinco faltas y la sombra da la sexta sobrevoló por el Pabellón de La Salobreja. En la recta final, los desajustes le dieron vida, que del 33 al 39 remontaron el marcador. El dos a tres, marcado por Nano, llegó en una mala selección del ataque con Jordi Campoy de portero-jugador. Los amarillos son una escuadra inasequible al desaliento, que saben jugar con la presión al límite debido a su gen competitivo e igualaron con un “latigazo” de Míchel. Empate para empezar en un partido bronco, con pasión y emoción, porque la última posesión fue visitante y el balón terminó en las manos de Fabio en un contraataque en superioridad. El camino a Málaga, la sede de la Copa de España de 2020, será complicado y con aristas porque el nivel cada vez es más sobresaliente. Todos los equipos desean emular a los jiennenses y se han reforzado con jugadores destacados. Los partidos serán finales y los puntos valiosos cada jornada de la primera vuelta. Las ocho plazas se venderán muy caras durante 15 partidos.