Actualizado
domingo, 14 julio 2019
00:15
h
URGENTE

Realismo innovador en el mundo del arte pictórico

Alejandro Quincoces inaugura su muestra en la galería Renace de Baeza
Ver comentarios
  • APERTURA. Quincoces estuvo arropado por Lola Marín, Bartolomé Cruz y responsables de la galería.
    APERTURA. Quincoces estuvo arropado por Lola Marín, Bartolomé Cruz y responsables de la galería.

La particular versión realista del mundo plasmada a través del pincel del artista plástico Alejandro Quincoces ya luce en la galería Renace Contemporary Art de Baeza, que se ha convertido en un espacio destacado dentro del panorama del arte contemporáneo. La primera exposición del artista bilbaíno en la ciudad jiennense fue inaugurada ayer, y en el acto oficial recibió el apoyo y el reconocimiento de la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, el diputado provincial de Servicios Municipales, Bartolomé Cruz, y el público asistente.

Las treinta obras que se exhiben en la galería baezana sirven de resumen a la dilatada trayectoria del bilbaíno, que durante la misma ha sido reconocido con el primer premio del Certamen Nacional de Alcorcón en 1983, la medalla de oro “Lorenzo el Magnífico” en la Biennale Internazionale dell Arte Contemporánea de Florencia en 1999 y el XIV Premio BMW de Pintura en el mismo año, entre otros galardones, y que le ha llevado a exponer en la galería Parés de Barcelona, el Forum Faubourg de Ginebra, la galería El Claustre de Sidney, la Galerie Arcturus de París, la galería Bárbara Frigerio de Milán y la Galería O.K. Harris de Nueva York.

De este modo, las dos vías temáticas en las que se divide la muestra se corresponden con los tipos de representaciones más cultivados por Quincoces en su carrera artística, a saber, los ambientes urbanos, como los de Fukushima y Londres, y las escenas épicas y de catástrofes, como el manido y conocido caso del incendio de la Torre Windsor. En las primeras obras predomina la técnica de grafito y el blanco y negro; en las de la segunda serie, el óleo y el color.

Y es que, fiel a su apuesta por el realismo, el bilbaíno suele nutrirse de las noticias de actualidad de las que se hacen eco los medios de comunicación de masas, pero también de las vivencias y costumbres más triviales. Ello le permite conseguir uno de los objetivos principales que se propone con su arte: que sus obras lleguen y conmuevan a la mayor cantidad de público posible. No obstante, esta circunstancia no implica que el estilo de Quincoces no haya sufrido una evolución. El propio artista así lo reconoce, al tiempo que asegura que la pintura, como cualquier otro tipo de arte, ha de practicarse desde la perspectiva del riesgo. Así, a pesar de basarse en el realismo, se enmarca en la corriente matérica, que surge tras la Segunda Guerra Mundial dentro del movimiento informalista europeo, una tendencia íntimamente relacionada con lo abstracto.

Esa aparente incompatibilidad da como resultado un oxímoron pictórico que se erige en estilo único cuya efervescencia es constante. Del mismo podrán disfrutar los baezanos, pero también todo aquel curioso y enamorado del universo artístico, hasta el próximo 14 de mayo.