Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
16:56
h
URGENTE

El ansiado regreso de “Juego de Tronos” ya es una realidad

Reencuentros, muertes y servidores caídos en el estreno de la octava temporada
Ver comentarios
  • estreno. Jon Nieve y Daenerys Targaryen, durante el primer capítulo de la octava temporada de la serie.
    estreno. Jon Nieve y Daenerys Targaryen, durante el primer capítulo de la octava temporada de la serie.

El arranque de la octava temporada de “Juego de Tronos” era uno los momentos más esperados de la saga desde hace meses. Los seguidores de la serie no entendieron de horas y trasnocharon en la madrugada del domingo para ver los primeros cincuenta minutos inéditos desde que en agosto de 2017 finalizara la séptima temporada. Un inicio cargado de reencuentros, con alguna muerte, para no perder la esencia de la ficción, y aderezada en España con una caída de los servidores de HBO en el momento del estreno que impidió ver de forma fluida el capítulo.

La expectación era tal que los fans demandaban cosas opuestas como recuperar el ritmo sosegado de la serie, que se dispersó en la última temporada, y a la vez que se tratara de un capítulo en el que ocurrieran gran cantidad de sucesos relevantes que pusieran las bases de lo que pasará en las próximas entregas. Tras un primer impacto, todos parecen satisfechos: todos los personajes importantes de la saga tuvieron su cuota de pantalla, algunos se reencontraron, otros conocieron la verdad sobre alguno de los misterios que se arrastraban desde hace varias entregas y dejaron marcado el camino de algunas de las tramas que se esperan para los próximos capítulos, que se avecinan con emociones fuertes. Y, por supuesto, hubo muertes, aunque, sin que sirva de spoiler, ninguno de los personajes clave dejó la trama en el primer episodio.

Los primeros cambios en la serie se intuyen desde la cabecera de la misma, que ya da pie a las teorías “conspiranoicas” de los seguidores que buscan sacar punta a cada detalle. Parece quedar claro que las localizaciones principales en las que se desarrollará la trama varían respecto a anteriores entregas.

Si hay que poner un nombre propio al capítulo sería el de la Casa Stark: desfile de personajes, tensión entre varios de ellos y reencuentros. Sansa, Arya, Bran, todos plantean interrogantes que deberán desarrollarse en los siguientes capítulos.

Con el muro venido abajo, la unión de los gobernantes de los siete reinos se plantea clave para detener a los Caminantes Blancos, pero ¿serán capaces las diferentes casas de entenderse y renunciar a sus egos y luchas internas para aunar fuerzas?

La espera volverá a hacerse larga, aunque en esta ocasión tan solo sea de una semana, para todos los seguidores de “Juego de Tronos”, que ya cuentan las horas hasta las tres de la mañana del lunes 22 de abril.