Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
11:09
h
URGENTE

La bailenense recogerá un galardón por su expediente
|
19/04/2019
  • Image

—¿Cómo se sintió cuando le comunicaron que sería premiada por su expediente académico?

—Me sentí muy orgullosa, la verdad. Conlleva una satisfacción muy grande que haya alguien que te reconozca todo el trabajo que una hace. Además, es un premio bastante importante porque está dotado con 30.000 euros que hay que invertir en educación, de modo que se trata de un gran aliciente para continuar aprendiendo.

—¿Sabe ya en qué clase de formación lo va a invertir y dónde?

—De momento, lo que puedo decir es que, con mi edad, lo que una busca es moverse para vivir nuevas experiencias. Las oportunidades que me abren estos 30.000 euros son muy grandes, ya sea cursando posgrados o en másteres. No descarto, además, estudiar en el extranjero. La idea es seguir formándome y, además, compaginar los estudios con la banda.

—Hablando de la banda, ¿es común que una persona tan joven como usted ejerza de directora de una orquesta?

—Se supone que debe ser raro, pero para mí no lo es en absoluto. El hecho de que seas mayor no quiere decir que tengas más estudio ni más experiencia. Hay personas de cuarenta años que están empezando a estudiar dirección; yo, en cambio, pude entrar en el conservatorio pronto. De hecho, la mayoría de músicos a los que he dirigido son mayores que yo, y con ellos no he tenido ningún problema. De modo que, como digo, lo que debe prevalecer son los estudios y la experiencia, pero no la edad, aunque hay gente que no lo entiende. Yo estoy teniendo algunos problemas en varios sitios por ser joven, me ponen pegas porque piensan que no cuento con la suficiente experiencia.

—Sea para bien o para mal, como en esos casos, la suya es una trayectoria que avanza a un ritmo casi frenético. ¿Pensar en todo eso le da vértigo?

—Mucho. La verdad es que llevo una racha en la que se me han juntado varias cosas y en la que he tenido que tomar muchas decisiones, por lo que es complicado mantener la cabeza en la tierra. Se lleva bien, sin embargo, siempre y cuando todo lo que vaya viniendo sea bueno, pero el vértigo, como dices, siempre está ahí.

—¿Cuáles son sus planes de cara al futuro en cuanto a sacar adelante posibles proyectos?

—Ahora lo que tengo en mi cabeza es seguir estudiando, como le he dicho antes. Hay que aprovechar esos 30.000 euros porque, repito, son una gran oportunidad para completar mi formación.

—Ahora se encuentra sumida en plena Semana Santa sevillana con su orquesta. ¿Prefiere acompañar a las procesiones o dirigir en un auditorio?

—Yo prefiero los conciertos, sin duda, aunque en realidad el director de orquesta ejerce una función diferente en cada caso. La misión que tengo en la calle no es exactamente la de dirigir, sino que tengo que estar pendiente de detalles más allá de los puramente musicales, que evidentemente también son importantes, pero es un trabajo distinto al de mover el brazo, por decirlo de algún modo. Me gusta más centrarme sólo en dirigir y ser yo la que lleva las riendas. Aún así, disfruto mucho yendo tras las procesiones.

—No para de referirse y de darle importancia a su formación musical. ¿Cómo definiría el estado en el que actualmente se encuentra el mundo de la música en ese sentido?

—La música, en general, hace mucho tiempo que no pasa por un buen momento. Se ve claramente en los colegios. En los planes educativos no se le da importancia a la asignatura de Música, pero yo me pregunto si alguien puede imaginarse un mundo sin ella. Nadie concibe, por ejemplo, que haya anuncios sin música o ir en el coche conduciendo y no poder escuchar canciones en la radio. El hecho de no dar más importancia a la música en las escuelas da lugar a problemas que se ven reflejados luego de manera directa en las formaciones musicales. En Andalucía se están dando muchos casos de crisis en las bandas de los municipios. Los ayuntamientos, por los motivos que sean, no apuestan por ellas. Pero la verdad es que no sé dónde buscar la solución. Los que mandan son los que tienen los medios, y hasta que no sean conscientes de la importancia que tiene la música, no iremos a ningún lado. Eso pasa con la música y con otros aspectos.

El tiempo - Tutiempo.net