Actualizado
martes, 16 julio 2019
01:20
h
URGENTE

Andrea García exhibe su talento culinario en Madrid

La jiennense resulta finalista de un premio de cocina de Le Cordon Bleu
Ver comentarios
|
13/04/2019
  • RECONOCIMIENTO. El jurado entregó un diploma conmemorativo a la jiennense por su papel en el premio.
    RECONOCIMIENTO. El jurado entregó un diploma conmemorativo a la jiennense por su papel en el premio.

El futuro de la cocina de Jaén está asegurado. Así lo demuestra el destacado papel que la jiennense Andrea García Moreno, estudiante del instituto Almeraya de Almería, desempeñó en la final del VII Premio Promesas de la Alta Cocina de Le Cordon Bleu Madrid, aunque, finalmente, no consiguiera llevarse el primer premio.

Durante la final, la estudiante de cocina compitió junto a otros nueve candidatos de todo el país en una prueba de cuatro horas. La misma consistió en la elaboración de un plato que demostrara su técnica, destreza y creatividad, a partir de dos ingredientes comunes: el conejo y los caracoles.

Tras la prueba, el jurado presidido por Andoni Luis Aduriz, chef del restaurante Mugaritz, e integrado, además, por la chef mallorquina Maca de Castro, la periodista y empresaria Roser Torras, y Erwan Poudoulec, Diego Muñoz y Carlos Collado, chefs de Le Cordon Bleu Madrid, determinó que la ganadora del concurso fuera la ucraniana de 26 años Anna Drosyk, que cursa el último año de sus estudios de Dirección de Cocina en el instituto Jorge Santayana de Ávila. Por su parte, Víctor Aliaga, del centro Costa de Azahar de Castellón, de 22 años y natural de Puerto de Sagunto, Valencia, se hizo con el segundo premio.

Para decidir el ganador, el jurado tuvo en cuenta aspectos como la destreza técnica, la intencionalidad de la propuesta, el sabor y la presentación. Aduriz manifestó que el Premio Promesas de Le Cordon Bleu Madrid se ha convertido en un importante punto de encuentro del talento que se cultiva en las escuelas de nuestro país: “Los aspirantes de esta final han demostrado su técnica y su valía en cada una de sus elaboraciones”, expresó tras el término del concurso, a lo que añadió: “Tras probar los diez platos, me queda claro que tenemos una generación de futuros chefs que sería impensable hace unos años. Estos chicos tienen mucha proyección”.

Además, Rosario Barrios, General Manager de Le Cordon Bleu Madrid, dedicó unas palabras a los finalistas del VII Premio Promesas y al resto de candidatos, con las que valoró el esfuerzo y la dedicación tanto de alumnos como de profesores. “Lo que más valoramos en el Premio Promesas de la alta cocina es vuestra valentía y vuestro amor por la cocina. Esa actitud y vuestro talento, sin duda, seguirá poniendo en valor la gastronomía española”. Además, Barrios señaló el importante papel que desempeñan las escuelas de nuestro país y “lo imprescindible que resulta su apoyo para organizar iniciativas como ésta”.

Al hacerse con el primer premio, Droysk recibió una beca que sufraga los 23.000 euros de la matrícula para estudiar un diploma en Le Cordon Bleu Madrid. El mismo está considerado como un máster de especialización en el mundo de la alta cocina.