Actualizado
jueves, 18 julio 2019
02:17
h
URGENTE

Conejo marinado

Ver comentarios
|
20/01/2019
  • Image

La carne de conejo resulta muy sabrosa si, al cocinarla, tienes cuidado de que se quede tierna y jugosa. Puedes prepararla al horno, plancha o barbacoa, si la marinas bien con antelación. La carne de conejo de granja es un alimento adecuado para llevar una dieta equilibrada. Pertenece, junto al pollo, pavo, lomo de cerdo o ternera, al grupo de carnes magras por su bajo contenido graso. Contiene proteínas y grasas de alta calidad, aminoácidos esenciales, vitaminas B3, B6 y B12, fósforo, selenio, potasio, hierro, zinc y magnesio. Y tiene un bajo contenido en colesterol y sodio. Se aconseja su consumo para personas con hipertensión arterial, dislipemias, obesidad y alteraciones cardiovasculares. Es un alimento muy versátil en nuestra gastonomía, ya que admite multitud de formas de preparación. Y es un buen aliado en tus menús, pues gusta tanto a grandes como pequeños. Pruébalo asado, frito, en arroces,... Disfruta de su variedad.

Elaboración

INGREDIENTES.

1 conejo, medio vaso de aceite de oliva virgen extra (AOVE), 2 limones, estragón, 4 dientes de ajo, pimienta y sal.

PREPARACIÓN.

Trocea el conejo limpio y colócalo en una fuente de cristal junto con el aceite de oliva, el zumo de los limones, los dientes de ajo con la piel y partidos, pimienta y sal al gusto. Dejar marinar unas horas o la noche de antes. Remover de vez en cuando para que toda la carne tome el sabor del marinado. Podrás observar que va tomando un color blanco, es algo normal. Pasado este tiempo, deja escurrir el conejo, pero no lo seques. Puedes prepararlo al horno, a la plancha o en las brasas de la barbacoa. De cualquier forma, debido a su bajo contenido en grasa, es una carne que se cocina en poco tiempo. Ten cuidado de no quemarla. Para tu tranquilidad, el marinado consigue que no se reseque.

CONSEJO.

Como acompañamiento, fríe unos pimientos de Padrón en abundante aceite de oliva. Reserva sobre un plato con un papel de cocina para absorber el exceso de aceite. Rocía con sal gorda inmediatamente. Servir bien caliente junto al conejo y una buena copa de vino. El pimiento de Padrón es una variedad del chile, al igual que los jalapeños y, como todo pimiento, domesticada en Mesoamérica. Parece ser que fue importada a Galicia por misioneros del convento franciscano de Hebrón, durante los siglos XVI y XVII, posiblemente desde México o suroeste de EE UU.