Una paella con claro sabor jaenero

Los cocineros Miguel Torres y Juan Casado, los encargados de la degustación

31 mar 2016 / 09:15 H.

Es, sin mucha opción a discusión, el plato español por excelencia y la propuesta predilecta para las reuniones de familiares y amigos. Como dice el refrán, cada maestrillo tiene su librillo e, igualmente, cada cocinero tiene su receta y custodia sus secretos y trucos como el mayor tesoro, pero, en lo que coincide todo el mundo es que una paella bien hecha, un buen arroz, hace las delicias de los paladares más exigentes cuando la ocasión lo requiere. Así, este será el plato estrella de la celebración del 75 Aniversario de Diario JAÉN y tendrá, como todo en esta fiesta, un claro sabor jaenero. Para conseguirlo, estarán al frente dos reconocidos cocineros, Miguel Torres, del Restaurante Antaño, y Juan Casado, de Kasler, ambos de la capital. Es una apuesta de éxito asegurada. Ellos, con los mejores ingredientes de la tierra —por supuesto, un buen aceite de oliva jiennense— y su saber hacer, prepararán una gran paella para que todos los asistentes al “cumpleaños” de Diario JAÉN saboreen la alegría de esta fiesta y, por supuesto, cojan fuerzas para la larga jornada de música que quedará por delante hasta la medianoche.

Será, a partir de las dos de la tarde, minutos antes de que la música en directo empiece a sonar de mano del más de medio centenar de solistas y bandas que participan, cuando la gran paella abra la celebración en la calle Ortega Nieto del Polígono de los Olivares. Acompañada del pan de Horno Puente Tablas, cerveza Cruzcampo fresquita y refrescos de Coca Cola, será el mejor maridaje para esta celebración, que cuenta con el esencial respaldo de todas estas empresas jiennenses. Ellas suman lo mejor que hacen, sus productos y su experiencia, a la conmemoración del aniversario del periódico, para que todo salga perfecto. Y Miguel Torres y Juan Casado, cocineros naturales de Alcaudete y Marmolejo, respectivamente, trabajan desde este miércoles en la planificación de la gran paella. Con una lista de la compra con ingredientes en cantidades que asustan a las despensas familiares y una perfecta organización, solo queda esperar a que el fuego prenda.