Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
09:24
h
URGENTE

El alcalde resta importancia a la “quema” de Puigdemont

El municipio sevillano de Coripe celebra la tradición de la “Quema de Judas”
Ver comentarios
|
23/04/2019
  • DECLARACIONES. El alcalde de Coripe, Antonio Pérez Vázquez, en una imagen de archivo.
    DECLARACIONES. El alcalde de Coripe, Antonio Pérez Vázquez, en una imagen de archivo.

El alcalde de Coripe (Sevilla), Antonio Pérez Vázquez, restó importancia a la quema de la representación del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, durante la fiesta de la ‘Quema de Judas’. “Es una tradición que lleva celebrándose muchos años y no es más que una sátira de algún personaje público que no ha actuado bien”, explicó el edil. En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, Pérez Vázquez justificó la polémica de la quema de Puigdemnot durante la fiesta popular de la ‘Quema de Judas’, que se celebra cada año. Es una “tradición” en la que se elige a una persona pública “negativa” para la sociedad y se la representa en forma de muñeco. Los vecinos pasean la figura por el pueblo mientras recibe insultos y posteriormente, la cuelgan de una higuera y recibe disparos hasta que se inicia la quema. La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, expresó su condena en Twitter a “todos los actos intolerantes” como es la quema de la imagen de una persona. Por otro lado, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, también se sumó a la denuncia del acto y va a presentar diligencias a la Fiscalía por “delito de odio”, según las informaciones de Onda Cero. Con todo, el alcalde de Coripe no cree que haya que darle más importancia y tilda la fiesta como una sátira. “Otros años se ha quemado la representación de Bárbara Rey, José María Aznar o Ana Julia Quezada y no se generó ninguna polémica”, insistió.

Por otro lado, la candidata del PP al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, aseguró ayer que en Catalunya se ha intentado convertir en tradición colgar muñecos de partidos constitucionalistas ahorcados de los puentes y quemar figuras del Rey. La cabeza de lista señaló que es una tradición de ese pueblo y que, como el político independentista es muy popular, acaba formando parte de las tradiciones más enraizadas de algunos pueblos. Ha señalado que una cosa es una tradición y la otra que un grupo de personas cuelgue monigotes como hacen con el PSOE, pero sobre todo con el PP y Cs en Cataluña, en sus palabras: “En las fallas se quema a (figuras de) personas y en Cataluña se han hecho cosas muy distintas sin formar parte de la tradición”. Rufián, candidato de ERC, por su parte, calificó la tradición de “salvajada”.