Contra el cierre de pozos

Cientos de vecinos de Lucena impiden a técnicos trabajar en la zona

25 jun 2019 / 10:16 H.

Cientos de vecinos, agricultores, trabajadores del campo, comerciantes, que han cerrado sus negocios, y de otros sectores del municipio de Lucena del Puerto (Huelva), convocaron una concentración espontánea en la zona de El Gago, donde la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) tiene planeado cerrar 66 pozos sancionados, además de otros once en terrenos cercanos, para impedir estos trabajos por parte de los técnicos de este organismo, los cuales acudieron a su jornada laboral acompañados por un gran número de agentes de la Guardia Civil. Según informó a Europa Press uno de los agricultores afectados, que no quiere desvelar su identidad, “esta concentración la ha organizado el pueblo porque sin agua superficial Lucena se muere y se arruina el sector”, al tiempo que dejó claro que están de acuerdo con el cierre de estos pozos pero “antes necesitamos el agua, no se pueden cerrar sin darnos ninguna solución que durante 30 años nos han prometido”.

“El trasvase está aprobado pero no hacen la obra y no hay agua”, lamentó este agricultor, quien insistió en que “no solo en Lucena sino en todo el Condado sin agua no se puede trabajar y sería una ruina para un sector que da entre 140.000 y 150.000 puestos de trabajo”.

En cuanto a la concentración, remarcó que “ha sido pacífica en todo momento”, así como que cuando han llegado los vecinos a la zona “había allí unos diez técnicos acompañados por unos 50 agentes de la Guardia Civil”. “Como no los hemos dejado pasar nos han dicho que mañana van a ir de nuevo a la zona con una orden judicial pero no hoy no han podido trabajar tras dos horas y media”, remarco este agricultor, quien aseguró que entre todos los vecinos “van a hacer turnos en la zona para seguir impidiendo el cierre de estos pozos”. Al respecto, dijo que para concretar acciones van a mantener una reunión y perfilarlas. Por su parte, la CHG, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, comienza el cierre de nuevos pozos sancionados en el entorno de Doñana. En concreto, el pasado martes se procedió al sellado del primero de los cuatro sondeos situados en una finca del entorno de La Cañada, en el T. M. de Almonte, propiedad de una multinacional agroalimentaria.

Con respecto a los tres pozos restantes, se ha comprobado que están inutilizados, sin elementos de extracción y tapados con chapa soldada, no obstante, al estar también sancionados en expedientes posteriores por la CHG, se cerrarán subsidiariamente el próximo mes de julio, acción que se completará con el cierre de estos 77 en Lucena del Puerto.