Actualizado
lunes, 15 julio 2019
13:52
h
URGENTE

Nuevo giro en el rumbo de los acontecimientos. Apenas faltan veinticuatro horas para la constitución del Ayuntamiento de la capital y, estas alturas de la “película”, la balanza se inclina hacia el Partido Socialista. El silencio es absoluto en Ciudadanos, fuerza política que tiene las llaves de la gobernabilidad desde el 26 de mayo. Nadie se atreve a decir, a viva voz, lo que ocurre entre bambalinas. Sin embargo, los fogones están que arden para “cocinar” un acuerdo que costará sudor y lágrimas.

Según las fuentes consultadas por este periódico, la primera consigna que recibió la agrupación naranja jiennense fue el martes, mientras María Cantos y su equipo participaban, vestidos de chirris y pastiras, en la procesión de la Virgen de la Capilla. Madrid dio órdenes para empezar las negociaciones con el Partido Socialista y, según confirmó el propio candidato socialista, a él se lo notificaron en una llamada telefónica bastante madrugadora. Un día después cambió el panorama. El escenario nacional dio pie a promover un “pacto a la andaluza”. Hay quienes dieron por cerrado un entendimiento con el actual alcalde en funciones, pero con aires de cambio, es decir, con una alcaldesa del Partido Popular, Reyes Chamorro. Lo que ocurrió entre medias fue de órdago. Un audio con la voz del número dos de la candidatura de María Cantos, Francisco Díaz —no tres, como por error publicó ayer este periódico—, encendió los ánimos, porque dio a entender a sus compañeros su preferencia por un pacto con los populares para que brillara más la gestión de Ciudadanos. Llegó a decir que con los socialistas “nos vamos a la mierda”.

Cayeron como un jarro de agua fría las declaraciones de Francisco Díaz. Tanto que, según fuentes del entorno de Ciudadanos, el partido dio la vuelta a la tortilla y pidió a la agrupación jiennense que comenzara las negociaciones con Julio Millán. Y, a tenor de lo que dicen unos y otros, todos escudados en el anonimato, empezaron las conversaciones. El aspirante al bastón de mando, el más votado en las elecciones municipales, recibió un documento en el que María Cantos le expone sus peticiones para formar gobierno. Al parecer, en conjunto, suponen el sesenta por ciento de la gestión del Ayuntamiento de Jaén. Al cierre de esta edición, no había ni un “sí” ni un “no. Quedaron emplazados a sentarse hoy mismo para abrir el melón cuanto antes. Mientras tanto, la dirección autonómica, encabezada por Juan Marín, estudiará qué hacer con el audio de Francisco Díaz.