Frente a “la farsa” de Torra comienza el juicio al “procés”

El presidente de la Generalitat exige el archivo y la libertad inmediata para todos

13 feb 2019 / 12:10 H.

El presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, éxigió este martes “el archivo de la causa” que ha comenzado a juzgarse en el Tribunal Supremo y la libertad inmediata de los 12 líderes independentistas por el denominado ‘procés’ en Cataluña. En una comparecencia ante los medios de comunicación en la sede de la Generalitat en Madrid, Torra leyó un comunicado en el que solicitaba además la colaboración de los observadores internacionales y de las organizaciones en defensa de los Derechos Humanos ante lo que considera un “juicio farsa”. “Hemos asistido a la primera jornada de un juicio que no debería de haberse producido. El hecho de ver a los consejeros y a los líderes sociales sentados en un juzgado penal es un ataque a la Democracia”, ha sostenido. Durante su intervención, el presidente catalán enumeró siete puntos entre los que se incluyen el archivo de la causa, la puesta en libertad de los presos y la citada colaboración de los organismos internacionales para “explicar todas las vulneraciones que se producen”.

Asimismo, Torra pide al Tribunal Supremo que atienda las consideraciones de los abogados “si quiere conseguir una mínima imagen de imparcialidad”. “Esta causa llegará a los tribunales internacionales y ganaremos. Que lo tengan bien claro aquellos que en nombre de la unidad de España quieren convertirse en salvapatrias”, aseveró. En este contexto, exige al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el Ejecutivo “vuelva a la mesa de diálogo” para tratar de encontrar una solución. “El 80% de los catalanes quiere resolver este conflicto”, sostiene. Así, el presidente de la Generalitat avisa de que “no hay ningún tribunal que pueda juzgar la democracia de los catalanes”. “Cuanta más represión, más democracia. Cuantas más amenazas, más unidad de los demócratas”, añadió. Por último, Torra insta a las fuerzas independentistas a hacer de “altavoz del clamor del pueblo y de los presos que son juzgados en todo el mundo”. “Impulsaremos iniciativas para llevar el caso de Cataluña a las instancias internacionales”, remarcó. Por otro lado, el abogado Junqueras y Romeva denuncia un “vodevil procesal” contra la disidencia política. Afirma que se han vulnerado todos los derechos constitucionales, incluso la libertad de culto porque Junqueras no ha podido ir a misa. El abogado del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y del exconsejero Raül Romeva, Andreu Van Den Eynde, fue el primero en intervenir en el juicio por el ‘procés’ independentista y afirmó que esta causa es un “vodevil procesal” que “atenta contra la disidencia política”. Tras afirmar que se han vulnerado o restringido todos los derechos constitucionales, ha pedido de nuevo la libertad de los acusados en prisión para “hacer un juicio distinto mañana”. “Nos encontramos ante un juicio excepcional porque se han producido excepciones que afectan al núcleo duro de los derechos fundamentales”, afirmó en el arranque del turno de una hora que le ha concedido el presidente del tribunal, Manuel Marchena, para exponer su alegato. “Tengo que hablar de derecho penal democrático, no vamos a hacer una defensa política sino a defender valores y derechos humanos”, manifestó el abogado, aludiendo a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre el opositor pro-kurdo Demirtas.