Actualizado
miércoles, 22 mayo 2019
20:52
h
URGENTE

Investigación sobre huesos hallados en una cavidad

La Guardia Civil intenta determinar si los restos pertenecen a alguna de las personas desparecidas en la zona
  • COLABORACIÓN. Miembros del colectivo CEAG, a la entrada de la cueva.
    COLABORACIÓN. Miembros del colectivo CEAG, a la entrada de la cueva.

La Guardia Civil acudió a la cueva de la sierra de Las Villas donde, en noviembre, miembros del Club de Espeleología Alto Guadalquivir (CEAG) encontraron restos óseos. Todo empezó cuando, en la exploración de una cavidad en el término municipal de Villacarrillo, con un complicado acceso por las dimensiones del agujero, un componente del colectivo encontró huesos humanos. Contactaron con la Benemérita, que les pidió que no tocaran nada más del interior de la gruta y que regresaran con el material biológico hallado. Este quedó en manos de la Policía Judicial, que inició una investigación para averiguar su antigüedad. Se pidió a los componentes del CEAG que por el momento no accedieran más a esta cavidad hasta determinar si era necesario volver para indagar.

Hace unos días, agentes se pusieron de nuevo en contacto con ellos para servir de guías hasta el lugar del hallazgo. Querían ampliar la investigación con una prospección en la misma cueva, donde fotografiaron y recogieron todos los huesos y otras muestras. El club de espeleólogos villacarrillenses cree haber identificado una pieza que podría ser de una segunda mandíbula, pero los investigadores les pidieron precaución porque hay que comprobarlo. Trabajan en el caso la Policía Judicial y el Grupo de Rescate Especial e Intervención en Montaña.

No se descarta incluso que los restos estén relacionados con algunas desapariciones de los últimos años en la zona. Una vez terminado el atestado, lo firmaron los representantes de la Guardia Cvil y el CEAG. acudieron desde Villacarrillo Juan Alfonso Cabrera, Pedro Miguel Carmona, Ángel Navarrete y Tomás Navarrete, este último, presidente del club. Una vez iniciada la cadena de custodia, los restos se enviaron a un laboratorio para proceder a su completo estudio y cotejo con desaparecidos. En la cavidad también había algunos restos óseos de animales.