Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

Unas fiestas íntimas y especiales

Los vecinos celebran el día grande en honor a la Virgen de los Dolores

Escañuela es un municipio en el que el jolgorio y los festejos tienen un relevante papel a lo largo del año pero si hubiera que destacar los más íntimos, esos en los que los vecinos son protagonistas y demuestran su compromiso y unión entre ellos serían, sin duda, los de la Vinculilla. Así lo manifestó su concejal de Festejos, José Rosillo, que aseguró que se tratan de unos días dedicados a los encuentros “más familiares”. Por eso, sus gentes no fallan y durante algunos días, llenan las calles para participar en las diferentes actividades programadas en unas fiestas dedicadas a su Virgen de los Dolores. Comenzaron hace unos días, con juegos para todos los públicos, su tradicional pasacalles y desfile de cabezudos, además de música, baile o verbena. Pero la jornada que más esperan los escañoleros es la del 15, día de fervor y devoción que dedican a su querida y bella Virgen de los Dolores.

Para festejarlo como merece, el despertador sonó pronto en el municipio en forma de Aurora Floreada, a cargo de la Banda Municipal de Música de Escañuela, seguido por un tradicional desayuno. A las diez, tocó ponerse las mallas y coger la bicicleta para celebrar una marcha que nada tuvo que ver con una competición, pues el objetivo fue el de unir deporte y diversión por unas horas. Ya al medio día, llegó el momento de reír, refresco en mano, en la verbena popular, que estuvo amenizada con la actuación del coro A Nuestro Aire así como el concierto del artista Antoñete. Tras un rato de alegría, a las siete, se celebró en el pasacalles en el que la Junta Directiva invitó al resto de autoridades a participar en la fiesta de la Virgen. Y llegó el momento, ese en el que los vecinos se dejan llevar por la devoción y acuden a la iglesia a honrar a su Madre que, tras la misa, se paseó para bendecir a su querido municipio que culminó con una entrada acompañada de fuegos artificiales porque, ni la lluvia fue capaz de estropear este bonito momento. Un poco más recuperados, a eso de las doce de la noche, los vecinos volvieron a la verbena popular, que estuvo amenizada por la orquesta Sirius y que acabó a altas horas de la madrugada. Seguirán durante la jornada de hoy con nuevas actividades para todos los públicos, entre las que destacan algunas como el paseo motero por la zona, la gran migada o la fiesta de la Gozadera FM en la que sonará música del momento con varios Djs. Porqué, aunque para algunos la llegada de septiembre suponga la vuelta a la rutina, para los escañoleros se hace menos dura cuando la comparten entre ellos durante su grandes fiestas.