Actualizado
lunes, 17 diciembre 2018
13:12
h
URGENTE

Una tarde para el recuerdo

El Aula de Lectura acerca el periodismo y la historia de Diario JAÉN al municipio

Anécdotas y recuerdos se fundieron con el trabajo periodístico una vez más en otro de los talleres del Aula de Lectura que recorre toda la Sierra Mágina durante este mes con el objetivo de acercar la prensa a sus municipios. En esta ocasión se celebró en la Casa de la Cultura de Noalejo, donde un buen número de alumnas, entre las que se encontró la concejal de Bienestar Social, Amalia Gutiérrez Valdivia, tuvo la oportunidad de conocer todos los entresijos de un periódico y también pudieron volver a tiempos pasados durante parte de la charla. La encargada de impartir este taller fue la redactora jefa, Manuela Rosa Jaenes, que comenzó haciendo un recorrido por todas las tecnologías —maquinas de escribir, cámaras, teléfonos móviles— que Diario JAÉN ha utilizado desde que comenzara su andadura en el año 1941. Y es que los asistentes pudieron comprobar que setenta y siete años dan para mucho, puesto que fueron testigos del gran Archivo con el que cuenta el periódico y que les hizo revivir muchos recuerdos como la cogida de Manolete en Linares o la aparición de las Caras de Bélmez. De hecho, el protagonista final de este viaje histórico fue una fotografía de hace 23 años de Noalejo. La mayoría de habitantes del municipio asintieron prácticamente al unísono para reconocer lo mucho que había cambiado el lugar desde entonces.

A continuación, la redactora jefa explicó como se elabora de manera diaria un periódico y se centró en explicar las cualidades necesarias para la elección de una buena portada que, a su vez, no sea como la del día anterior.

También hubo tiempo para las curiosidades y las anécdotas, ya que nada más comenzar la sesión la redactora jefa les mostró un tarro con la tinta que se utiliza para hacer un diario y posteriormente enseñó la primera fotografía que data de este medio, un hombre con la mitad de su cuerpo cubierto por la nieve en Santiago de la Espada. Para finalizar la parte teórica, hubo tiempo para reflexionar sobre el futuro de la prensa y un momento más divertido en el que los asistentes contemplaron recortes de periódicos que contenían errores, porque tal y como señaló Manuel Rosa Jaenes: “Los periodistas también nos equivocamos”.

A continuación, arrancó la parte práctica, ya que los alumnos tuvieron que crear desde cero su propia portada. Esto les permitió desbordar su imaginación o contar las noticias que les gustaría que fueran realidad o, especialmente, para reivindicar derechos en su municipio. Así, los alumnos del taller se pusieron durante varios minutos en la piel de los periodistas.