Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE

“Una lengua es más fácil o difícil según tu propia actitud”

guadalupe ruiz
Ver comentarios
La directora del seminario de idiomas explica los problemas lingüísticos a los que se enfrentan los inmigrantes que llegan a un nuevo país sin conocer la lengua y analiza el sistema de enseñanza en España y sus deficiencias para con los extranjeros

—¿Cuáles son las líneas principales del curso?

—Es una acción formativa enfocada al personal docente, pero relacionada con cualquiera que tenga vínculos con centros de enseñanza. Casos de docentes que tengan estudiantes que proceden de países diferentes y no hablan el español. Es una forma de ayudarles en la enseñanza. Empezamos esta mañana —por ayer— hablando en otra lengua sin decir nada. Los estudiantes se quedaron en shock. Algunos de ellos me han dicho que se sentían agresivos hacia mí por no ayudarles ni explicarles. Esa es la situación a la que se enfrenta uno cuando emigra. Quería que experimentaran esas situaciones para que tengan un poco de sensibilidad hacia la mediación cultural.

—¿Qué dificultad hay para aprender español con respecto a otras lenguas?

—Las lenguas son más difíciles o más fáciles no por sí mismas, sino por la cercanía de la lengua que ya conoces y también de la actitud que tú tengas. Aprender catalán no es igual si eres un nacionalista español o si estas a favor del catalanismo. Si eres un nacionalista español te va a resultar dificilísimo aprenderlo porque hay un rechazo brutal. Lo mismo aprendes francés antes aunque, desde el punto de vista técnico, el catalán sería más fácil. Entonces todo depende de la cercanía, de la familia de lenguas y de tu actitud e, incluso, de tu profesor.

—¿Cómo ve el problema de la inmigración actual en España?

—Bueno eso es una tragedia tremenda y donde tenemos todos responsabilidad. No soy experta en Geopolítica ni en Economía, pero solo en mi área, que es la enseñanza de la lengua, creo que se hace poco. Es necesario, lingüísticamente hablando, acoger más.

—¿Y cómo se puede realizar esa acogida lingüística?

—Hay muchos niveles de acción. Desde un mayor acceso a intérpretes en la administración a flexibilidad para ayudar. A veces, solo la actitud es importante.

—¿Cómo se mejora esa actitud ante el inmigrante?

—Todos los medios de transmisión ideológica, como la prensa, la televisión, el cine, los libros de textos y cómo se presenta la inmigración tienen un papel importante.

—¿Cómo se enseña, a la vez, en una clase a personas con idiomas distintos?

—Con mucha información visual, lenguaje corporal y paciencia.