Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

Una devoción con gran arraigo

Los higuerenses celebran la Exaltación de la Cruz con una solemne eucaristía
Ver comentarios
|
15/09/2018

Lahiguera celebró el día de la Exaltación de la Cruz con una misa en la parroquia de Nuestra Señora María de la Consolación, situada en la parte alta del municipio. En la eucaristía, que corrió a cargo del párroco Juan Rubio Fernández y que contó con el acompañamiento musical del coro Compás Romero, también se realizó la presentación del grupo joven de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Resucitado, recientemente creado y compuesto por 18 niños, así como la distinción a los cofrades que llevan más de 50 años en la hermandad. Una tarde emocionante en la que la devoción y la alegría llenaron el corazón de todos los vecinos y visitantes que no dudaron en festejar este gran día en el mejor ambiente y rodeados de amigos y familiares, para elevar sus voces en una jornada de auténtica convivencia, alegría, gran gozo y alabanzas.

El municipio continuará hoy con las celebraciones a partir de las doce del mediodía, con la verbena popular en la calle Ancha, situada en las proximidades de la iglesia, y en la que todos los vecinos podrán disfrutar de una gran paella, mientras bailan al ritmo de la banda musical Ortega y Cortés. Esta será la encargada de presentar el himno de la Hermandad que lleva por nombre “La sentencia” y cuyo compositor es Francisco Pérez Fuentes. A partir de la media noche, y si las condiciones meteorológicas lo permiten, la alegría inundará Lahiguera con la música de Los cavernícolas, un grupo local que, desde hace seis años, ameniza las fiestas del municipio con las grandes canciones de los años 80 y 90, y que también interpretan temas de otros grupos de rock locales como Futuro negro con “El terrón”. Este será el broche final a unos festejos que congregan la pasión y veneración que sienten todos los higuerenses durante estos días, en una de las fiestas más esperadas en el municipio jiennense que tiene por patrona, desde 1251, a Santa Clara de Asís, cuya festividad se celebra el 11 de agosto con verbenas y festejos, del mismo modo que para el 24 de junio se celebran por todo lo alto las fiestas de su copatrón, San Juan Bautista. No obstante, el patronazgo lo ostenta desde tiempos inmemoriales San Sebastián. Con tantas fechas señaladas en el calendario de los higuerenses y una devoción tan repartida, no resulta extraño que sea la conmemoración de la pasión de Cristo durante la Semana Santa, la que confiere y marca la personalidad de la cultura tradicional y típica de esta villa de la Campiña de Jaén.

La imagen del Señor de la Capilla, que preside la antigua iglesia de Nuestra Señora María de la Consolación, templo en el que ayer se celebró el día de la Exaltación de la Cruz, ostenta el fervor de todos los higuerenses desde tiempos inmemoriales. Como sucede el 22 de marzo con la fiesta mayor del también conocido como el Señor de la Campiña, la iglesia de Nuestra Señora María de la Consolación se quedó pequeña ante tal cantidad de devotos que quisieron estar presentes en esta solemne eucaristía. Como señala Juan Rubio, tanto el día de la Exaltación de la Cruz como el gran festejo en honor del Señor de la Capilla, es una fiesta de gran arraigo, en la que participa todo el municipio.