Actualizado
domingo, 27 mayo 2018
17:15
h
URGENTE

Una aldea acogedora con un marco natural increíble

Diario JAÉN acerca la historia del periódico a Aldeahermosa
Ver comentarios
|
09/02/2018

Tranquilidad y sosiego es lo que se respira en las calles de Aldeahermosa, uno de los tres núcleos de población que forma parte de Montizón, situado en la comarca de El Condado. La belleza del paraje en el que se ubica es innegable, como curiosa es la distribución cuadriculada de sus calles, que bien simula, aunque a menor escala, cualquier ciudad norteamericana. Y es que también Aldeahermosa es heredera de una mezcolanza de culturas que, allá por el siglo XVIII, el rey Carlos III originó con las repoblaciones en la zona de El Condado.

Además, nada más pasear por sus soleadas calles, en las que a pesar de las altas temperaturas registradas en estos días el astro rey deleita a los viandantes con sus primeras muestras de calor, se constata que los que residen en el municipio saben extraer la gracia de una tierra provechosa. De hecho, además de algún tractor y la maquinaria agrícola que se aprecia a escasos kilómetros de su llegada, no es extraño cruzarse, por ejemplo, con uno de los Land Rover fabricados en la extinta automovilística linarense de Santana Motor, y que se destinan, fundamentalmente, al desarrollo de las labores agrícolas.

Al estar enclavada en una zona rica por su resistente naturaleza, los vecinos del lugar también cuidan y extraen de sus animales el alimento, mientras que los trabajos forestales son otra de las salidas que permiten mantener a la población asentada. El carácter afable de sus gentes se deja sentir nada más cruzar unas palabras con alguno de sus vecinos. No llegan a los mil. En concreto, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, son 965. Pero sin duda que Aldeahermosa tiene entre los jóvenes su mayor tesoro.

La algarabía se dejaba sentir nada más llevar a las inmediaciones del colegio público San Gabriel, ubicado en un entorno privilegiado y en pleno contacto con la naturaleza. Chavales despiertos y con muchas ganas de aprender y conocer y no perderse ni tan solo un detalle de todo lo que se encuentra a su alrededor, acompañados por aproximadamente unos quince profesores, muchos de ellos jóvenes y entusiasmados en la importante tarea educativa que tienen por delante. Justo ese fue el centro elegido para el inicio de una gran aventura y, al mismo tiempo, un ilusionante reto para sus alumnos: la presentación del concurso de Redacción Prensa Escuela Jóvenes Periodistas.

Una cita con la que Diario JAÉN recorrerá de nuevo, durante los próximos días, diferentes colegios e institutos de toda la provincia. La iniciativa, además, está marcada en esta ocasión por un carácter especial, puesto que cumple su treinta aniversario. “Llevamos tres décadas con este concurso de redacción, con el que pretendemos incentivar la lectura y la escritura con el objetivo de que seáis más críticos”, explicó el director del periódico, Juan Espejo, a los alumnos que participaron de la cita, que cursaban desde quinto de Primaria hasta segundo de la Educación Secundaria Obligatoria, y que estuvieron acompañados por su directora, María José Muñoz, y algunos de los docentes del centro.

La máquina de escribir portátil, una gran reliquia
idcon=13175653;order=29

Uno de los elementos que llamó mucho la atención de los pequeños fue la máquina de escribir portátil que les mostró Juan Espejo. Un utensilio, explicó, que utilizaban los redactores para las informaciones que tenían que cubrir, por ejemplo, en el campo de fútbol o en los plenos municipales. A ella siguió, recordó, la eléctrica antes del ordenador.