Actualizado
sábado, 19 agosto 2017
13:18
h
URGENTE

Un emotivo pregón abre las fiestas en La Guardia

El general de la Guardia Civil José Fernández realiza un recorrido por su infancia y juventud en el municipio
Ver comentarios
|
10/08/2017

Una ligera brisa acompañó al inicio de la Feria y Fiestas de la Divina Pastora de La Guardia de Jaén. Tras el pasacalles que llenó de luz y color las calles del municipio, numerosos vecinos se dieron cita con sus mejores galas en el recinto ferial, donde arrancó la XXII edición de la Gala Villa de La Guardia con el pregón. Un discurso que pronunció José Fernández Ortega, general de la Guardia Civil en la reserva, que fue nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad en 2008, en la actualidad forma parte del Consejo Editorial de Diario JAÉN, y que entre otros reconocimientos cuenta con la medalla de Andalucía, que le otorgaron en 2012.

“Lo primero que me gustaría es agradecer al alcalde el hecho de que pensara en mí para pregonar las fiestas. La propuesta me supuso una gran sorpresa, y de hecho jamás pensé encontrarme en semejante trance”, manifestó nada más subir sobre el escenario. La primera inquietud que le surgió, reconoció, fue la temática en la que centrar su pregón: “¿Tiro de la historia de La Guardia, viva y profunda por el paso de innumerables culturas? Quizás sería demasiado serio para unas fiestas. Por eso, pensé escudriñar en mi interior y ver lo que perdura de aquel tiempo vivido”. En total, pasó once años en el municipio jiennense, al que su padre, también guardia civil, fue destinado.

“En octubre de 1950 llegué a este pueblo, donde estuve más de una década de la que guardo vivencias que nunca olvidaré”, afirmó, tras lo que comenzó a recordar su infancia. Una etapa que, puntualizó, es la patria del hombre. Así, ante la atenta mirada de sus vecinos, “paseó” con sus palabras por vivencias de aquellos años y recuerdos de las personas de la época; por su calles empinadas y de suelo empedrado; por sus casas y escuelas. Y, de esta forma, revitalizó la memoria de los mayores del lugar, al tiempo que mostró de una forma amena a los más jóvenes el pasado de La Guardia.

Natural del Puerto de Santa María, en 1965 comenzó sus estudios en la academia militar de Zaragoza. En total, dedicó más de cuarenta años de servicio al Cuerpo, en el que ocupó puestos de responsabilidad, y donde destacó por su compromiso social y por la igualdad entre hombres y mujeres. Muestra de este último caso, es que en 2003 trabajó junto al Instituto Andaluz de la Mujer en un programa de formación para la atención a mujeres víctimas de violencia de género, aún en marcha. La humildad siempre ha marcado el desempeño de su labor hasta su jubilación el pasado 2010. Un inicio de lujo, así, para unas jornadas de convivencia para los guardeños y las personas que en estos días se acerquen al municipio para disfrutar de sus fiestas.