Actualizado
martes, 16 enero 2018
20:42
h
URGENTE

Un matrimonio es atacado por dos perros en un olivar

Estuvieron subidos a un árbol para librarse de los canes durante cinco horas
  • DENUNCIA. Heridas causadas por los perros, de la raza rottweiler, al hombre, durante el ataque sufrido con su pareja en un olivar.
    DENUNCIA. Heridas causadas por los perros, de la raza rottweiler, al hombre, durante el ataque sufrido con su pareja en un olivar.

Una pareja ubetense fue atacada en un olivar por dos perros y, para protegerse de las dentelladas de los canes, tuvieron que refugiarse en un olivo durante más de cinco horas.

Todo ocurrió durante la tarde del miércoles 25 de octubre, cuando ambos se dirigieron a un olivar que poseen para realizar labores agrícolas. Este se sitúa próximo a la ciudad, concretamente en la N-322, en dirección Linares. Así mientras que el varón se quedó trabajando en el olivar, la mujer decidió dar un paseo, pero fue sorprendida por dos canes, que se abalanzaron sobre ella. Los perros, al parecer, pertenecen a un finca cercana y son de la raza rottweiler. Para cuando reaccionó, los animales se habían propinado un mordisco en el costado. Al no llevar móvil, no pudo pedir auxilio, así que, como pudo, se zafó de los perros y se encaramó a un olivo y comenzó a pedir ayuda a gritos. Mientras, el hombre se encontraba con la sopladora y, para protegerse del ruido, llevaba puestos unos cascos. Por este motivo, tardó en percatarse de los gritos de desesperación de su pareja. Cuando la oyó y se acercó para auxiliarla, los canes se abalanzaron sobre él y recibió varias dentelladas de los perros en distintas partes del cuerpo, como brazos y piernas, al intentar defenderse del ataque.

Como pudo, la mujer arrancó una rama del olivo en la que se hallaba, bajó y logró ayudar a su marido para que se zafara de los canes. Entre lágrimas, pidió a su marido que subiera al olivo, y así ponerse ambos a salvo. “Aún no me explico cómo lo hice, pero sabía que tenía que bajar a ayudarle, porque, al intentar defenderse, los animales le mordieron profundamente en brazos y piernas”, explicó la protagonista a este periódico. Los perros siguieron durante horas acechando a la pareja, hasta que cerca de las doce de la noche se marcharon. Con mucho miedo y precaución, la pareja bajó del olivo en el que se protegían y se dirigió a su coche para huir del lugar. Antes de salir de allí, trataron de detener la hemorragia de las heridas y practicaron con los medios que tenían a su alcance, como prendas de ropa, un torniquete. Una vez en Úbeda, se dirigieron al Hospital Comarcal San Juan de la Cruz, donde los profesionales sanitarios curaron sus heridas físicas y permanecieron en observación toda la noche. Recibieron el alta hospitalaria en la mañana del jueves.

Lo primero que hizo la pareja tras salir del centro hospitalario fue dirigirse a interponer una denuncia ante la Guardia Civil, para que ninguna persona sufra otro ataque por parte de estos animales. El cuerpo de Seguridad del Estado ya ha abierto las diligencias oportunas e investiga los hechos. Mientras, la pareja, aún dolorida, y con el susto en el cuerpo, se recupera en casa de las heridas físicas, dado que las psíquicas tardarán mucho más tiempo en cerrarse, ya que al cerrar los ojos solo pueden ver a los dos perros abalanzándose sobre ellos o acechándolos durante horas.

La mujer declaró a Diario JAÉN que, aquellas cinco, fueron las peores horas de su vida: “Llegué a pensar que moriríamos allí”. “Pedía que ninguno de nuestros familiares pasaran por allí, cuando pasadas las horas comenzaran a echarnos de menos y salieran a buscarnos”, recuerda.