Actualizado
jueves, 22 febrero 2018
22:24
h
URGENTE

Se refuerza
la vigilancia e identificación en Urgencias

Las nuevas medidas servirán para controlar al número de acompañantes, entre otros cambios aún por implantar
  • SANIDAD. Entrada principal del Hospital San Juan de la Cruz, perteneciente al área sanitaria Norte de Jaén.
    SANIDAD. Entrada principal del Hospital San Juan de la Cruz, perteneciente al área sanitaria Norte de Jaén.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, mantuvo en Sevilla una reunión con los responsables del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias. En el encuentro, celebrado en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, se hizo un balance del Plan de Alta Frecuentación junto a responsables médicos y de enfermería de las urgencias hospitalarias y de atención primaria, que fueron, en total, un centenar de profesionales. De igual modo, se analizaron los nuevos protocolos que se han identificado como “necesarios” tras los incidentes ocurridos en Úbeda y Antequera. “Somos la Administración sanitaria y velamos por la salud de las personas los 365 días al año y durante 24 horas al día. Nuestro objetivo es el error 0 y los protocolos y circuitos con los que contamos nos permiten atender con calidad a la gran mayoría de usuarios. En los 100 millones de actos sanitarios al año o en las más de 30.000 urgencias que atendemos cada día pueden fallar los procedimientos establecidos. Ante incidencias graves debemos asumir la responsabilidad que nos corresponda, exigir análisis e introducir mejoras para que no vuelva a ocurrir”, subrayó Álvarez. A este respecto, enfatizó: “La necesidad es implantar y reforzar de la forma más inminente posible nuevos protocolos para corregir lo que haya fallado”.

Lo ocurrido en Urgencias de los hospitales de Úbeda y Antequera se analizó de manera rigurosa y exhaustiva por los profesionales y el equipo directivo de ambos hospitales, por comisiones de seguridad y el equipo del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias. “El objetivo de estas investigaciones internas es mejorar la seguridad y la calidad de la asistencia que se presta. Todo ello, permite identificar en qué punto se han producido los fallos y qué medidas se pueden tomar para mejorar y responder de la forma más eficaz. Se trata de una investigación que ha concluido. Son necesarios nuevos protocolos”, señaló Álvarez.

Así, avanzaron que, entre otras medidas, las urgencias de los hospitales públicos andaluces reforzarán la vigilancia y la identificación de pacientes y los protocolos de altas y se introducirán cambios en los sistemas informáticos para asegurar que la asistencia se presta con las máximas garantías, especialmente, en los pacientes más frágiles y que vienen sin acompañantes. Además se controlará el número de acompañantes.