Actualizado
jueves, 16 agosto 2018
09:51
h
URGENTE

Martirio abre “Músicas Urbanas”

La artista onubense realiza un repaso a sus treinta años de carrera con “Martirio. 30 años”
  • FESTIVAL. Maribel Quiñones, “Martirio”, acompañada con el pianista Jesús Lavilla, en su actuación.
    FESTIVAL. Maribel Quiñones, “Martirio”, acompañada con el pianista Jesús Lavilla, en su actuación.

El Festival Internacional de Música y Danza Ciudad de Úbeda” celebró, en esta edición, su treinta cumpleaños, pero lejos de quedarse estancado. No en vano, es una cita viva, y así lo pone de manifiesto cada uno de los apartados de su programación, que cada año crece. En 2018, a los apartados ya conocidos de “Música para los peques” o “La feria de la Música”, se sumó “Músicas Urbanas”, una nueva categoría que nace con la intención de atraer al público joven hacia la cita cultural.

La encargada de inaugurar este nuevo espacio dentro del “Ciudad de Úbeda” fue la artista onubense Maribel Quiñones Gutiérrez, más conocida en el mundo de la música como “Martirio”, que actuó en el Hospital de Santiago con su espectáculo “Martirio. 30 años”. La cantante lleva más de treinta años vinculada con la música, pues fue fundadora del grupo Jarcha en la década de los 80 del pasado siglo XX. Junto con Kiko Veneno y Pata negra publicó, en 1986, su primer trabajo, “Estoy mala”, y fue ahí cuando comenzó la carrera de una artista en constante evolución, pionera en la recuperación y actualización de joyas de la música popular española y sudamericana.

Su imagen enigmática y sofisticada —en sus actuaciones y entrevistas siempre oculta sus ojos tras unas gafas y en su estilismo incluye una peineta relativa a alguna de las canciones que interpretaba— se convirtieron, con el paso de los años, en su tarjeta de presentación, que la diferenciaba del resto de artistas de su época, algo que ha hecho de Martirio una intérprete curiosa, moderna y vanguardista. Así, su lenguaje musical se creó a través de cada uno de sus trabajos discográficos, que abarcan un amplio espectro de músicas y géneros que ha sabido fusionar con naturalidad. Además ha colaborado con músicos de distintas tendencias y estilos, que por otro lado han sido claves en su carrera, como Kiko Veneno, Chano Domínguez o Raimundo Amador. También ha compartido su música con artistas de la talla de Chavela Vargas, Compay Segundo o Miguel Poveda, entre muchos otros.

Durante tres décadas de carrera, Martirio ha renovado la copla española al dotarla de la universalidad que merece y librándola de ataduras del pasado. Se ha sumergido en el flamenco, en el “jazz”, la “bossa nova”, el tango, el bolero, el pop, el rock e incluso las sevillanas, hasta llegar a nadar muy adentro para regalar su esencia al público que la sigue. Su último trabajo se titula “Martirio. 30 años”, un disco en el que realiza un recorrido por algunos de sus grandes éxitos y canciones fetiche, entre ellas algunas de sus letras más conocidas, como “Estoy ataca”. Con su característica simpatía, la intérprete se metió, desde el primer momento, al público de Úbeda en el bolsillo, que coreó las letras de las canciones que interpretó la onubense acompañada al piano con Jesús Lavilla. Sin duda, fue una noche inolvidable para aquellos que crecieron mientras escuchaban y cantaban las canciones de la singular artista, que es todo un referente de la música española.