Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
21:28
h
URGENTE

Los Cerros se ‘visten’ de cuentos

‘En Úbeda se cuenta’ llena plazas, calles y palacios de ilusión, risas y suspiros

Cada año desde hace ya diecinueve y en torno a la noche de San Juan, la ciudad tiene una cita con la narrativa, y más concretamente con la tradición oral, pues durante cuatro intensos días los ubetenses y sus visitantes pueden disfrutar del Festival de Cuentos ‘En Úbeda se cuenta’, actividad organizada por la Asociación Malión. Una iniciativa dirigida a grandes y pequeños, aunque en principio exista la creencia de que los cuentos, ese mundo de magia y sueños, está reservado a los más pequeños de la casa, nada más alejado de la realidad, pues en Úbeda hay cuentos para todas las edades y públicos contados por algunos de los mejores narradores tanto de este lado como del otro lado del Atlántico.

En concreto para esta edición el colectivo organizador ha invitado a los siguientes narradores: Charo Pita, John Ardila, Juan Villén, Légolas, Pepepérez y Juan Arjona. Además en las contadas para todos los públicos, como ‘Cuentos en el Palacio’, ‘Érase una vez’ y ‘Cuentos de plaza en plaza’ se ha contado con la presencia de la compañía Gurumbé, que con sus ritmos africanos hizo vibrar al público. Así durante cuatro jornadas los ubetenses y visitantes, algunos de ellos llegados desde diferentes puntos del territorio español han pasado algunos días en la ciudad patrimonial atraídos por la fama y calidad que el Festival de Cuentos ha ido ganando entre los aficionados al mundo de los cuentos a lo largo de sus casi dos décadas de vida. Toda una apuesta consolidada de la cultura ubetense. La cita con los cuentos como explica el presidente de Malión, Javier Gordillo, no sería posible sin el esfuerzo y dedicación que a lo largo del año dedican sus miembros para diseñar la programación, y también al esfuerzo de los patrocinadores y colaboradores tanto públicos como privados que hacen que cada año seres mágicos, mitológicos o reales tomen distintos espacios de la ciudad, provocando risas o llantos dependiendo de la edad del público congregado en la contada. La décimo novena edición de ‘En Úbeda se cuenta’ dio comienzo el pasado miércoles de la mano de Charo Pita que acompañada al arpa por Manuel Vilas presentó en la Sinagoga del Agua la adaptación del cuento medieval ‘De cómo el Caballero Roboán le preguntó al rey por qué nunca reía’, dentro del apartado del festival ‘Cuentos y Música’.

El jueves 21 de junio hubo dos contadas simultáneas para público adulto, ‘Cuentos en el Umbral’ que se desarrollaron en el pub La Beltraneja y en el hotel ‘Las casas del Cónsul’. En esta ocasión los encargados de poner la nota de color a la noche fueron los narradores Charo Pita y John Ardila, que entre otras historias, compartieron con los espectadores, ‘Los tres cerditos’ o la historia de ‘Candelaria’. El viernes 22 de junio en patio del Palacio Anguís Medinilla se quedó pequeño para acoger a tantas almas que deseaban escuchar las historias que todos los narradores participantes en esta edición para público familiar. Aunque instantes previos a que diera comienzo la contada, la Asociación Malión entregó a la Fundación para la Educación y Formación Infantil (Felí) el socio de honor del colectivo. Un reconocimiento que cada año entrega Malión a personas o colectivos implicados con el festival. Recibió la ‘Tragantita’, mascota del festival Gloria Romero Astasio, presidenta de Felí de manos del presidente de Malión, Javier Gordillo. Además el socio de honor tiene la responsabilidad de contar el único cuento que se repite año tras año en el festival de cuentos, la historia de la tía Tragantía, hija del rey Baltasar, versión que corrió a cargo de Francisco Gabriel Muñoz, miembro de la fundación. Acto seguido todos los narradores comenzaron a compartir con el público sus historias. Ayer las plazas del caso antiguo fueron las grandes protagonistas del festival de cuentos. Así por la mañana dentro del apartado ‘Érase una vez’ la plaza de Santo Domingo se llenó de pequeños que acompañados por sus padres disfrutaron de una contada para público infantil y adultos acompañados. Ya por la tarde con ‘Cuentos de plaza en plaza’ el público fue desplazándose al ritmo de la compañía Gurumbé de la plaza Juan de Valencia, a la de los Carvajales para terminar despidiendo al público infantil en la puerta de Granada. Pues tras las contadas para todos los públicos, los mayores tenían una cita con historias y leyendas en la Casa de las Torres, edificio donde todos los años los narradores y narradoras se despiden del público ubetense con una contada para público adulto, emplazándoles para la próxima edición, que sin duda será muy especial pues ‘En Úbeda se cuenta’ cumplirá dos décadas de vida.