Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
17:18
h
URGENTE

La palabra, herramienta para defender una postura

Alumnado de 130 institutos de 50 provincias españolas participan en
la IX edición de Jóvenes Promesas
  • ORATORIA. Los equipos Sierra Sur 1 y 2, de Valdepeñas de Jaén, debaten bajo la atenta mirada del jurado.
    ORATORIA. Los equipos Sierra Sur 1 y 2, de Valdepeñas de Jaén, debaten bajo la atenta mirada del jurado.

La ciudad de Los Cerros fue el escenario en el que se celebró la novena edición del torneo de debate académico entre alumnos de primero y segundo de Bachillerato, denominado “Jóvenes promesas”. Se trata de una actividad, que se divide en varias fases, en la que los participantes deben opinar sobre un tema de actualidad. En concreto, en esta edición se centró en “La tecnología, ¿aumentará o disminuirá la desigualdad?”

En el encuentro se debatió de forma provincial y participaron alumnos de los institutos Puerta de las Arenas de Campillo de Arenas; Huarte de San Juan de Linares; Altocastillo de la capital, y Sierra Sur de Valdepeñas de Jaén, centro que acudió a la cita con dos grupos, denominados 1 y 2.

Todos los equipos estuvieron compuestos por cuatro participantes y “capitaneados” por un profesor. Los estudiantes, a través de la palabra, defendieron una postura, a favor o en contra. Los oradores de cada grupo dispusieron de un turno de intervención dividido en cuatro fases: cuatro minutos para una argumentación inicial, otros cuatro para las refutaciones y tres para las conclusiones. En su turno de palabra los oradores subieron a un atril para defender su postura. Cada grupo preparó durante semanas estos debates en horas libres. Es una actividad muy intensa, con unos tiempos de intervención cortos, que de no tener las ideas y argumentos bien estructurados no hay margen para organizarlas.

Los debates se sucedieron a lo largo de toda la jornada del sábado. En todos los debates hubo un jurado, compuesto por representantes de un amplio abanico de sectores, como el de la comunicación, la educación, la agricultura o la política, que fueron los encargados de valorar a los participantes. Para decidir cuál de los dos equipos sería el ganador, los jueces basaron su criterio en una serie de ítems, como calidad de razonamiento, capacidad de oratoria, la cercanía, rigor, trabajo en equipo y capacidad de improvisación.

“Jóvenes Promesas” no solo es un torneo de debate, sino que también busca demostrar al mundo el talento de las generaciones presentes y futuras, compartir experiencias con jóvenes implicados, aprender el potencial del debate como herramienta docente y llevarse a casa la capacidad para mejorar habilidades comunicativas de forma exponencial, además de argumentar no solo las propias ideas, sino también las del contrario, a través de la tolerancia y el respeto.

Finalmente, debatieron en la final los institutos Huarte de San Juan y Sierra Sur 1. Ganó el debate el instituto linarense, lo cual no implica que este centro pase a la final, ya que serán los grupos de debate con más puntuación, obtenida mediante desafíos, retos, publicación de artículos o difusión en los medios dentro del ranking estatal, los que pasarán a la final, encuentro que se celebrará en Sevilla en el mes de junio.