Actualizado
miércoles, 22 mayo 2019
04:04
h
URGENTE

El caso de la mujer que murió en el hospital de Úbeda, aún en instrucción

Ver comentarios
|
18/04/2019
  • Imagen de archivo del hospital de Úbeda.
    Imagen de archivo del hospital de Úbeda.

El caso de la mujer fallecida y olvidada durante doce horas en las Urgencias del Hospital de Úbeda sigue en fase de instrucción cuando ya se va a cumplir un año y cuatro meses del suceso ocurrido en diciembre de 2017.

Según se ha informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a Europa Press, la causa está pendiente de continuar en instrucción o de ser archivada por el Juzgado mixto número 2 de Úbeda. Por el momento, no hay ninguna persona en calidad de investigada y el juzgado está pendiente de lo que soliciten la Fiscalía y la acusación particular para decidir sobre el futuro de la causa.

Mientras se dilucida la vía penal, los cinco hijos de la fallecida, una mujer de 64 años que murió el 21 de diciembre de 2017 en las Urgencias del Hospital de Úbeda tras permanecer doce horas en una camilla sin recibir atención médica, ya han presentado una reclamación de responsabilidad patrimonial contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Le reclaman unos 130.000 euros por entender que hubo un fallo en cadena de los profesionales y del sistema. Tanto fue así que desde la Consejería se ordenó cambiar los protocolos de atención en las urgencias de toda Andalucía para que no volvieran a ocurrir casos como el de Úbeda.

Los hechos tuvieron lugar el 21 de diciembre de 2017 cuando un médico de Quesada decidió que había trasladar a la paciente hasta el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda. En el traslado fue acompañada por una auxiliar de la residencia de mayores donde residía, pero ésta, una vez en Úbeda la dejó bajo la tutela del hospital.

La mujer llegó a urgencias pasadas las 14,00 horas y allí se quedó a la espera de que la atendieran una vez que pasó la consulta del triaje y se quedó esperando en la sala a que la volvieran a llamar, pero lo hizo sola y sin ninguna compañía. Todo apunta a que la llamaron, pero como no estaba en condiciones de contestar, en el hospital dieron por sentado que se habría marchado, cuando en realidad la mujer permanecía en una camilla sin que nadie se percatara de que no estaba recibiendo atención.

No fue hasta pasadas doce horas y ya en la madrugada, después del cambio de dos turnos, cuando un profesional preguntó por la identidad de la persona que ocupaba la camilla y a la que cuando fueron a atender ya encontraron fallecida. A partir de ahí, se puso en conocimiento de la autoridad judicial, que a día de hoy sigue sin cerrar el caso.

Desde el primer momento en que el caso salió a la luz pública, la entonces Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales abrió dos informaciones reservadas, una desde la dirección del Hospital de Úbeda y otra desde los Servicios Sociales para esclarecer la situación de la fallecida que era usuaria de una plaza concertada en una residencia de personas mayores de Quesada.

No obstante, en todo este tiempo, desde la Delegación se ha evitado pronunciarse sobre el resultado de las dos informaciones reservadas abiertas a la espera de que concluya la investigación judicial por unos hechos que el propio director gerente del Hospital, Antonio Resola atribuyó nada más conocerse la noticia a “problemas organizativos” que impidieron darse cuenta de que la paciente llevaba horas en una camilla sin que se le prestara atención médica.