Actualizado
sábado, 17 noviembre 2018
12:03
h
URGENTE

Diez familias mejoran la accesibilidad a sus viviendas

La Consejería de Fomento invierte en la rehabilitación más de 12.000 euros y trabaja en la carretera A-301
  • AYUDAS. Olivares, Valdivielso y Urrutia, junto a los beneficiarios de las ayudas del programa de la Junta.
    AYUDAS. Olivares, Valdivielso y Urrutia, junto a los beneficiarios de las ayudas del programa de la Junta.

Una doble cita llevó al delegado de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Rafael Valdivielso, a la ciudad de Los Cerros. Así, a primera hora de la mañana, visitó las obras que la Consejería acomete en la A-301 de La Carolina a Úbeda, concretamente entre los puntos kilométricos 37 y 42. Esta es una vía que soporta un flujo de 2.500 vehículos al día en su extremo más próximo a Úbeda. “Se trata de un eje fundamental de comunicación de la comarca de La loma y de El Condado con la A-4 con destinos hacia Madrid, por lo que la Consejería desarrolla diferentes acciones de conservación ordinaria relacionada con la limpieza y el repintado recientemente para mantenerla en las mejores condiciones”, explicó el delegado de Fomento.

En esta intervención, la Consejería realiza una inversión de 55.000 euros para solventar las irregularidades que existían debido a problemas de deslizamiento en la calzada. “De forma paralela estamos realizando trabajos para poder actuar de manera integral y solucionar el problema de forma definitiva”, adelantó Valdivielso. Posteriormente, el delegado territorial se trasladó al Ayuntamiento ubetense donde mantuvo una reunión, con presencia de la alcaldesa, Antonia Olivares, con miembros de las diez familias que este año se beneficiarán de las ayudas a la adecuación funcional básica de sus viviendas, un programa englobado dentro de un paquete de ayudas establecido por la Junta de Andalucía, enmarcado en el Plan Andaluz de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía. Las diez familias beneficiarias recibirán una subvención que supera los 12.000 euros.

El objetivo de este programa es la concesión de ayudas destinadas a mejorar la seguridad y adecuación funcional de las viviendas que sean residencia habitual y permanente de personas mayores de 65 años o personas con discapacidad. El importe de la subvención financiará un máximo del 70% del presupuesto, en el que entrará el coste de la obra, incluido los gastos de la misma que conlleven, tales como licencias, permisos o tasas.

“Son de las inversiones que llenan más, pues se solventan problemas con nombres y apellidos, con este tipo de obras hacemos la vida más cómoda a mayores y personas con movilidad”, reconoció Valdivielso. En concreto, este año se benefician 10 hogares, aunque los últimos 10 años han sido cerca de 400 familias beneficiadas en la ciudad. Además, se han invertido cerca de dos millones de euros, con un beneficio directo a cerca de 1500 familias. Además de mejorar la calidad de vida de los vecinos, como señaló el delegado territorial, se ayuda a generar riqueza pues contratan mano de obra y materiales en el municipio. Por otro lado quiso poner en valor la colaboración de los ayuntamientos, pues sin su ayuda sería imposible gestionar estas ayudas, ya que como aclaró todos los expedientes se tramitan a través de los trabajadores sociales.