Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
13:36
h
URGENTE

Conservación y puesta

El presidente del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos muestra su satisfacción por el premio
  • PATRIMONIO. Fachada de la Torre del Reloj y Antiguas Carnicerías, proyecto ganador del primer premio.
    PATRIMONIO. Fachada de la Torre del Reloj y Antiguas Carnicerías, proyecto ganador del primer premio.

Satisfacción en el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Jaén. El motivo: el primer premio obtenido por el arquitecto técnico Pedro Javier Fernández Quevedo, dentro de la primera edición de los premios otorgados por los Colegios Oficiales de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España por la obra llamada “Rehabilitación s la Torre del Reloj y Antiguas Carnicerías para uso turístico en Úbeda”.

Iniciativa que surgió el año pasado, tras la firma de un convenio entre los Colegios Oficiales de Aparejadores y Arquitectos técnicos de las catorce provincias con ciudades patrimoniales y el grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España (GCPHE).

Se trata de unos galardones que tratan de poner en valor la profesionalidad, preparación y conocimientos de las técnicas compatibles con los sistemas constructivos de antaño. Así, el presidente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Jaén, José Miguel de la Torre Peinado, quiso trasladar sus felicitaciones al ganador de esta primera edición de los premios a actuaciones en las ciudades Patrimonio de la Humanidad y quiso subrayar “el buen hacer de los arquitectos técnicos, antes aparejadores, por la solvencia que demuestran y han demostrado a lo largo de los años, en sus actuaciones en materia de conservación y puesta en valor de nuestro patrimonio”.

José Miguel de la Torre enfatizó que de los proyectos presentados al concurso, además del ganador, otros dos fueron de intervenciones llevadas a cabo en Úbeda, desarrollados por María Roa, y a José María Martos, por sus intervenciones en el aparcamiento de Santa Clara y el Hotel Palacio de Úbeda, respectivamente.