Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
11:34
h
URGENTE

Chiclana acoge campamentos de Acción Católica desde hace 50 años

Las habitaciones del centro hospitalario registran 45 grados
  • DIVERSIÓN. Asistentes al tercer turno de los campamentos de JAC.
    DIVERSIÓN. Asistentes al tercer turno de los campamentos de JAC.

La calle Campamento de Úbeda, de Chiclana de la Frontera, quedará en silencio en pocos días. Atrás quedarán tres turnos de acampada en la playa de la Barrosa, en el municipio gaditano, donde existe un rinconcito ubetense, junto al mar, gracias a los Jóvenes de Acción Católica (JAC). Un alojamiento que lleva más de medio siglo celebrándose y que fue gestado por Antonio Gutiérrez, apodado cariñosamente como “El Viejo”, que cada 10 de agosto es recordado por los asistentes al campamento en el día de su nacimiento. Como es habitual, cada año se celebran tres turnos, de doce días cada uno. El último de ellos acabará el próximo sábado 26 de agosto, en los que niños, nacidos entre 2006 y 2008, disfrutaron de sus vacaciones en la costa gaditana.

Estas iniciativas son un espacio fundamental de ocio y aprendizaje para la juventud, donde los acampados se divierten en unos días inolvidables, mientras reciben formación en valores y aprenden a convivir todos por igual, ya que no hay lugar a la discriminación. Así lo pudieron constatar a lo largo del tiempo los miles de ubetenses que aprovecharon de ellos. De esta manera, JAC sabe dar respuesta a las demandas de la sociedad actual renovando y adaptando con esmero sus instalaciones, turnos y actividades a las nuevas tendencias pedagógicas y lúdicas. Además de contar con un numeroso grupo de voluntarios que prestan atención individualizada a los niños que se apuntan al proyecto.