Actualizado
miércoles, 22 mayo 2019
04:04
h
URGENTE

Acabada la intervención integral de la calle Zaus

Actuación realizada, en su totalidad, con fondos municipales
  • URBANISMO. María del Carmen García y Antonia Olivares, en la visita realizada a la calle Zaus.
    URBANISMO. María del Carmen García y Antonia Olivares, en la visita realizada a la calle Zaus.

La alcaldesa, Antonia Olivares, acompañada por la concejal de Urbanismo y Obras, María del Carmen García, comprobó el estado en el que quedó la calle Zaus, tras su reciente remodelación. La regidora recordó que la obra de esta calle salió a licitación junto con la de la calle Arjona, ambas con un presupuesto total de inversión de 187.946,06 euros, financiados con fondos municipales. Esta intervención responde a la intención del Ayuntamiento de seguir mejorando las infraestructuras viarias de la ciudad e ir dando respuesta a las demandas de la propia ciudadanía.

“Se ha procedido a la rehabilitación integral de la calle en el ámbito de las infraestructuras y en el de la pavimentación, ya que en ambos presentaban un avanzado estado de deterioro”, indicó la munícipe. En cuanto a la intervención propiamente dicha, la alcaldesa explicó que la calzada se hizo con hormigón desactivado y la zona de acerado en una plataforma única con losas de piedra del lugar. Unos acabados, dijo, que son respetuosos con el centro histórico y han logrado eliminar las barreras arquitectónicas existentes.

Asimismo, Antonia Olivares manifestó que también se intervino en las canalizaciones bajo los acerados y la calzada, que es lo que “menos se ve, lo más costoso y lo que más tiempo lleva” a la hora de ejecutar una obra, subrayó. En este sentido, la alcaldesa aclaró que los arreglos que se realizaron, tanto en esta actuación como en las restantes que fueron ejecutadas por el equipo de Gobierno, “se están haciendo con responsabilidad y buscando su durabilidad”. Es por ello, que en las obras se actúa tanto en la superficie, como en las redes de saneamiento, abastecimiento o comunicaciones, pues, de lo contrario, en cuatro o cinco años se tendría que volver a intervenir debido a los hundimientos.