Actualizado
jueves, 13 diciembre 2018
21:37
h
URGENTE

Toque de atención a cuenta del anfiteatro romano de Porcuna

El Ayuntamiento excava el espacio para que otras administraciones tomen nota
  • pROSPECCIONES. Miguel Moreno visita los trabajos de consolidación de los muros del anfiteatro de Obulco.
    pROSPECCIONES. Miguel Moreno visita los trabajos de consolidación de los muros del anfiteatro de Obulco.

El Ayuntamiento de Porcuna reclama implicación a las administraciones supramunicipales —el Gobierno central, la Junta de Andalucía y la Diputación— para que se impliquen en la puesta en valor de unas de sus grandes joyas arqueológicas, el anfiteatro romano ubicado en el paraje Hoyo de Mendo, en las inmediaciones e la calle Padre Lara. La tercera fase de la intervención cuenta con un presupuesto de 167.000€ euros, procedentes del programa Profea —heredero del PER—. En principio las obras durarán hasta el próximo mes de junio. La iniciativa da trabajo a ocho operarios, aparte de un arquitecto especialista en patrimonio, el arqueólogo director de la prospección y un aparejador municipal.

El alcalde, Miguel Moreno, explica en qué consiste la iniciativa, llena de intención, y con un mensaje claro. Detalla que el porcunense es uno de los grandes anfiteatros de España, junto con los de Itálica, Tarragona y Mérida. Sin embargo, precisa que el Ayuntamiento es incapaz de hacer frente a una excavación sistemática de la extensa superficie muy amplia. Aun así subraya que, desde 2014, de las arcas municipales han salido casi 600.000 euros para esta intervención, a pesar de que son otras las instituciones que tienen “la capacidad económica y las competencias”. En caso de que hubiera un compromiso firme habría que solucionar una cuestión de calado, ya que buena parte de la edificación, en torno al 70% se halla bajo las viviendas próximas.

Las tareas actuales son simbólicas en el que sentido de que suponen, como reconoce el propio Miguel Moreno, “un avance mínimo”, ya que se interviene sobre un área de cien metros cuadrados sobre el total de alrededor de 10.000 que ocuparía el anfiteatro. “A este paso estaríamos la vida entera”, resume. En paralelo se efectúan labores de consolidación en muros descubiertos en anteriores etapas para evitar el riesgo de que se derrumben. Las prospecciones en la zona ya descubierta en años pasados permite constatar, de acuerdo con Moreno, que se trata de una edificación construida “en hondo”, lo que le da más base y resistencia. Tal circunstancia hace pensar al máximo responsable del Ayuntamiento de Porcuna que los graderíos deben de encontrarse intactos en el subsuelo.

Miguel Moreno reitera que el deseo municipal es demostrar “la infraestructura arqueológica tan atractiva e importante para Jaén y Andalucía. Tenemos una asignatura pendiente”. Asegura que las inversiones en la excavación suponen que Porcuna, a diferencia de lo que ocurre en otros municipios, haga un desembolso que, a su vez, repercute en dejar de intervenir en otras infraestructuras que también lo necesitan. “Hacen falta un proyecto y un presupuesto extraordinarios”, concluye en referencia a su reivindicación para que se excave el monumento.

posiblidad de miles de visitantes

Miguel Moreno pone como ejemplo de lo que podría suponer el anfiteatro de la antigua Obulco, unido al legado ibero, con lo que ocurre en Mérida (Badajoz), donde hay “decenas de miles de visitantes anuales” gracias a un monumento de este tipo y el teatro. Considera que, además de Porcuna, se beneficiarían del flujo turístico la comarca de la Campiña y la provincia de Jaén.