Actualizado
lunes, 20 mayo 2019
00:15
h
URGENTE

Santiago Ydáñez expone su arte en la aldea de Bonache

Un recorrido por la imaginería del artista nacido en Puente de Génave
  • ACTO. El alcalde de La Puerta, Jesús Cózar; Gregorio Cuadros, el pintor Santiago Ydáñez y Rafael Valdivielso.
    ACTO. El alcalde de La Puerta, Jesús Cózar; Gregorio Cuadros, el pintor Santiago Ydáñez y Rafael Valdivielso.

El pintor internacional Santiago Ydáñez, nacido en Puente de Génave, regresa a la Sierra de Segura con una singular exposición. El club social de la aldea de Bonache, en el término municipal de La Puerta de Segura, es el lugar escogido para acoger la muestra titulada “Yo qué sé”, que permanecerá abierta hasta el 15 de mayo, festividad de San Isidro. La exposición ofrece un recorrido por la imaginería y los temas recurrentes del artista: retratos adustos y tiernos, sensuales, la fauna, la gastronomía y la conexión del hombre con la naturaleza como un elemento más de su entorno. El propio pintor, que apuesta por espacios expositivos que se escapan del circuito habitual del arte contemporáneo, destaca los motivos de elección del lugar: “He expuesto en la Villa de Livia en Roma, en el Oratorio de San Lorenzo y la Iglesia de Santa Eulalia de los Catalanes en Palermo y más recientemente en la Antigua Iglesia de la Compañía de Jesús en Caravaca de la Cruz, y ahora, para rizar el rizo y seguir en esa línea, llevo mi obra al bar club social de esta pequeña aldea, en lo que anteriormente era una escuela rural ahora reconvertida, por donde pasea a diario tranquilamente un cerdo vietnamita de gran tonelaje”.

Por otro lado, el artista puenteño prepara un libro sobre Bonache, su entorno y sus habitantes en colaboración con el fotógrafo valenciano Sergio Belinchón. “Queremos reflejar la España ultraprofunda de este núcleo rural entre las dos sierras, en la que vive gente con mucho carácter, que es la que frecuenta el bar de Gregorio: gente del campo y pastores, principalmente, a los que el medio natural ha hecho como son en cuerpo y alma; en sus rostros y su forma de ser”, aseguró. En la muestra, inaugurada el Martes Santo, figura la pieza “Rufina”, una cabra pintada a medias por el artista y Gregorio Cuadros, que regenta el bar club social. Ydáñez explicó el contenido de la exposición: “Se incluye también algún retrato sobre la belleza aria, animales y alusiones gastronómicas como mi madre desollando un conejo. En definitiva, es el registro antropológico que yo frecuento en el sentido de que nosotros somos un animal más, como el cerdo vietnamita que paseamos por Bonache. Las personas estamos tan vinculadas al campo como los propios animales”.

La muestra también hace un guiño al western, la naturaleza y los animales, otras dos constantes en el trabajo del pintor internacional Santiago Ydáñez.