Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
13:38
h
URGENTE

“Peleles” en Puente de Génave

En el primer día de la “Cuaresma” son manteados y tirados al río Guadalimar

Los vecinos del municipio de Puente de Génave cumplen con la tradición de los “peleles”, en el Miércoles de Ceniza, primer día de la Cuaresma, con su manteo y posterior tirada al río Guadalimar, a su paso por el casco urbano puenteño. Hace unos años se recuperó la tradición que permitió ver colgados o colocados a los artesanos muñecos en lugares como la Avenida de Andalucía, el barrio del Carmen, Bodega La Alegría, Fuente Vieja, Rafael Alberti, la zona de Margarita, Manzanos y en el bar El Trébol. Algunos de ellos están caracterizados con la cara de famosos o personajes de actualidad. Este año no han faltado a la cita Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, bajo el paraguas informativo de la independencia de Cataluña, así como Kiko Hernández, tertuliano del programa de Telecinco “Sálvame”, entre otros.

¿Que son los “peleles”? Se trata de unos muñecos que se cuelgan en las calles, la víspera del Miércoles de Ceniza, y que son manteados, al día siguiente, para, después, tirarlos a las aguas del río Guadalimar. Los vecinos de Puente de Génave ven en los últimos años cómo la recuperación de una costumbre perdida está totalmente recuperada. En cada barrio se recopila ropa vieja, así como paja, que son los principales materiales para hacer el muñeco, también forrados de papel, además de usar lana, serrín y materiales que ya no sirven, como cinturones, sombreros y pelucas. La tradición manda que al mismo tiempo que se mantea el “pelele”, los vecinos cantan unas cortas rimas: “Arriba pelele, tu madre te quiere; tu padre también; arriba con él”. Otras letras del pasado son cantadas también: “El pelele chico le dice al grande, alcanza la cesta que tengo hambre”. Por otro lado, ayer, a las cuatro y media de la tarde, se procedió a descolgar estos extraños “habitantes” de los distintos lugares para proceder a su manteo, sobre todo en la Avenida de Andalucía y el entorno del río Guadalimar, donde tuvo lugar el ritual. La jornada del Miércoles de Ceniza finalizó con una invitación a palomitas y a cuerva en las proximidades de los puentes sobre el río Guadalimar, que contó con el patrocinio del Ayuntamiento de Puente de Génave y la colaboración de la Asociación de Mujeres “El Puente”. Y, como la tradición manda, los “peleles” fueron tirados desde los puentes a las aguas del río Guadalimar, cuyo caudal hizo lo propio para alejar, aguas abajo, a los “peleles” elaborados en este año 2018.

Los jóvenes y los mayores no pararon, ayer, de contar la historia felizmente recuperada de esta tradición. Para años venideros se hace un llamamiento para que la confección de “peleles” sea mayor, y en cada barriada del municipio, al menos se haga uno.