Actualizado
sábado, 25 mayo 2019
01:22
h
URGENTE

La sirena que estresa las aves

La vida plácida del valle del río Zumeta está alterada por el ruido de lberdrola
Ver comentarios
|
07/03/2019

Alterada a niveles de crueldad la vida de la flora y la fauna del valle del Río Zumeta, con desembalses indiscriminados y atemporales que arrasan todo lo que encuentran a su paso, incluidas nutrias, la especie animal que certifica la calidad extrema de las aguas puras y cristalinas es también un grave problema para el habitat natural de cuatro especies de aves protegidas en nuestra legislación dado que se encuentra amenazadas, el águila real, el alimoche común, el buitre leonado y el quebrantahuesos. La sirena del embalse, que se dispara de forma habitual, retumba en todo el valle. Compañeras de la vida diaria de los lugareños, sorprenden las aves rapaces surcando los cielos a los numerosos visitantes que cada fin de semana acuden en busca de paz y sosiego a una de las zonas menos conocidas del Parque Natural, la del Zumeta, que linda con la provincia de Albacete. La fotografía que acompaña este texto, con el vuelo imperial del águila real, está tomada en el desfiladero de El Castellón, conformado por las sierras de la Cañada del Moro, en Jaén y Malandante, ya de Albacete. ¿Hay previsión de lluvias importantes? Iberdrola se pone la venda antes de que llegue la herida y desembalsa de forma masiva, con las sirenas sonando. ¿Nieva copiosamente? También se desembala para que el deshielo no coja con el pie cambiado a la empresa eléctrica y de nuevo las sirenas alteran la vida plácida del valle y sus aves rapaces. Es más, es de tal sensibilidad la sirena instalada en los aledaños de la presa, como ha podido constatar esta Redacción, que un simple golpe de viento o acercarse a su muro de separación dispara la sirena y el oasis de paz se torna sala de fiestas monotemática.

“Aquí es tabú hablar de la presa, no nos atrevemos”

“Aquí (por la Sierra de Segura) es tabú hablar de algo que tenga que ver con la presa y de Iberdrola, no nos atrevemos”. Este periódico ha intentado, sin éxito, hablar con alguien sobre lo que está ocurriendo con la presa de “La Vieja” y la central de Miller y nadie se atreve a ser entrevistado con nombre y apellidos. La Redacción de Diario JAÉN ha dialogado con los serranos sin ningún tipo de tapujos, que cuentan y cuentan la forma de actuar de Iberdrola, siempre fuera de la ley o por encima de ella, dado que seca el río Zumeta y elimina la flora y la fauna aguas abajo, pero todo se hace “off the record” ante previsibles consecuencias para ellos. “Aquí hay poco trabajo, ninguno se podría decir fuera de la ganadería y la gente que se dedica por temporadas a la casas rurales, las aldeas se están despoblando, nuestros hijos se tienen que ir fuera y mejor no enemistarse con nadie, que te meten en la lista negra y te tachan de todo”, subraya uno de ellos, no lejos de la propia presa. Ese miedo a hablar delante de la cámara de un periodista está justificado, según los labriegos, en que “son muy poderosos y la prueba es que llevan años haciendo lo que quieren y nadie les ha dicho que ya está bien, así que mejor no meterse con ellos”. Los serranos son conscientes del daño ecológico y aplauden a la Asociación Acpes, pero justifican su silencio público en “tener que comer todos los días”.