Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
23:16
h
URGENTE

Desprendimientos de piedras sobre la Vía Verde del Segura

La Diputación gasta 23.000 euros en obras de emergencia y mantenimiento
  • PROBLEMA. Desprendimiento en uno de los tramos de la vía verde, a su paso por la Sierra de Segura.
    PROBLEMA. Desprendimiento en uno de los tramos de la vía verde, a su paso por la Sierra de Segura.

La Diputación Provincial de Jaén invirtió unos 23.000 euros en reparar la traza en varios tramos de la Vía Ver-de del Segura que se encontraban muy deteriorados, principalmente debido a la aparición de baches y la pérdida de la capa superficial de zahorra, que dejó al descubierto la inferior de grava gruesa, con molestias para la circulación tanto de viandantes como de ciclistas. El repaso se efectuó a principios de 2018 entre los kilómetros 132 a 142, mediante un tratamiento de humectación, recebado de zahorra y compactación con rulo. Se intervino en 10 kilómetros en los que se emplearon 550 toneladas de grava. Además, se ha realizado la reconstrucción de unos 50 metros de cuneta de hormigón para evacuación de aguas de la traza y la construcción de varias escolleras de piedra y muretes para la contención de arrastres desde cárcavas formadas en los taludes en varios puntos.

Actualmente, según confirmó, el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, se procede a la realización de obras de emergencia consistentes en la retirada de materiales depositados en la traza por derrumbes de laterales de taludes y desmoronamientos de rocas debidos a las últimas lluvias. Pedro Bruno considera la Vía Verde del Segura una infraestructura que “dinamiza la vida de los habitantes de la comarca y visitantes”, según manifestó el responsable de la administración provincial.

Por otro lado, se ejecutó la reforestación de varias zonas de este trayecto turístico y de ocio mediante la plantación de árboles destinados para la provisión de sombra. La plantación de especies afecta a todas las áreas de descanso de la vía, así como en el recinto de aparcamientos de la Estación de Puente Génave y en la explanada de la Estación de Génave.

Se utilizaron 104 ejemplares con entre 18 y 25 centímetros de perímetros. Se trataba de álamos blancos y negros, fresnos y moreras comunes. Algunas de estas variedades son productoras de frutos comestibles, lo que representa un recurso alimenticio a la rica fauna de este entorno natural de la comarca de la Sierra de Segura, frecuentado todo el año.

La Diputación tiene encomendado el mantenimiento de varios tramos de antiguas líneas ferroviarias abandonadas, reconvertidas en vías verdes. Los convenios de arrendamiento entre la administración y ADIF contemplan la conservación y la defensa de la calzada y las infraestructuras asociadas.