Actualizado
jueves, 23 mayo 2019
12:02
h
URGENTE

Sentimientos a flor de piel

Un alegre cortejo acompaña a San Isidro, tirado por toros, hasta el paraje de la Fuente
Ver comentarios
|
12/05/2019

El pueblo de La Bobadilla, una entidad local autónoma situada en el término municipal de Alcaudete, se volcó en la romería de su patrón, San Isidro. Este año, la convocatoria tenía una novedad importante, pues la imagen estrenará, el miércoles, el título de Alcalde Honorario Perpetuo, en una jornada en la que habrá una procesión y se prevé la visita del obispo, Amadeo Rodríguez.

La peregrinación comenzó desde la iglesia de San Isidro y, después de atravesar las principales calles, se dirigió a la salida hacia Jaén, donde se realizó una plegaria por los difuntos. Después de esta primera oración, se efectuó una parada durante la cual se rezó el ángelus. La comitiva incluía a jinetes, así como a carrozas y decenas de personas ataviadas para la ocasión. Como peculiaridad, el santo fue trasladado en un carro tirado por toros. La segunda y última parada se produjo a pocos metros del lugar de destino, el paraje Fuente de San Isidro, muy próximo al casco urbano. Allí, el hermano mayor, Antonio Chamorro, conocido cariñosamente como Nono, agasajó a los participantes en la romería con aperitivos y viandas.

A la llegada de la comitiva al entorno del manantial, el párroco, Juan Enrique Lucas, bendijo los campos. Por otro lado, en la concurrida ceremonia, se impusieron medallas a los nuevos hermanos, entre ellos varios niños. Como gesto de cariño hacia Nono, se le entregó una placa como reconocimiento a su entrega, su poder de convocatoria y su implicación con el mundo cofrade bobadillero. El destinatario, acompañado entre otros del presidente del colectivo, Agustín Carlos Aranda, no podía ocultar su emoción. Tras la bendición, arrancó un almuerzo de fraternidad. Por la tarde llegó el regreso.